Después de 11 años son nuevamente desplazados

Los moradores de este reasentamiento son oriundos de Juive Grande, ellos ya fueron evacuados en 2006.

Resignarse a la voluntad de Dios y buscar lugares temporales que les den acogida hasta que puedan establecerse otra vez, es la realidad de alrededor de 145 familias, cuyas casas están asentadas en la zona de mayor riesgo del caserío Río Blanco de la parroquia Ulba de Baños de Agua Santa.

Vicente Zurita, es oriundo de Juive Grande, y comenta que ellos debieron salir de manera definitiva de sus tierras luego de que en 2006 el volcán Tungurahua tuviese la erupción más fuerte de su último proceso eruptivo, luego el Gobierno Nacional construyó sus viviendas en esta zona y a los 11 años de vivir tranquilamente se ven en la tarea de evacuar nuevamente.

Esto no es culpa de nadie solo de la naturaleza, como lo dije cuando salimos de Juive y ahora lo repito, solamente podemos aceptar la voluntad de Dios”, comentó el hombre mientras ayudaba a sus familiares a sacar las cosas de la casa para subirlas a un camión que los llevaría hasta un sitio de acogida.

Los hechos

La evacuación se da luego de que se produjo un socavamiento de la quebrada que está junto a las viviendas por el aluvión del pasado jueves 20 de junio, en el que el río Blanco subiera por lo menos unos 10 metros de lo normal.

Producto de ello la mañana de ayer una de las viviendas del reasentamiento cayó y otras estaban por caerse, sin embargo, según los datos emitidos por la Secretaría de Gestión de Riesgo serían alrededor de 35 viviendas que estarían en zona de posible afectación.

Testimonios

Sobre la losa de mi casa en Juive Grande yo construí unas chancheras y ahora no tengo otra opción que ir nuevamente allá junto a mi esposo y mi hijo”, dijo Narcisa Paz, damnificada.

Carlos Peñafiel, presidente del reasentamiento, aseguró que menos mal el colapso de las viviendas se dio en la mañana, pues tuvieron opción a reaccionar y evitar que se den pérdidas humanas.

Recordó que luego de que el 18 de agosto de 2006 debieron dejar definitivamente sus tierras en Juive Grande, luego de ello pasaron en albergues temporales hasta que en 2008 fueron entregadas las viviendas en Río Blanco en donde han tenido tranquilidad, añadió que hace dos años ya tuvieron un problema con el crecimiento del río, pero nada parecido a lo ocurrido esta semana.

Mientras tanto Carlos Guachalata, también damnificado, comentó que esperan que las autoridades les ayuden a levantar nuevamente los cimientos de sus casas que se ven otra vez desestabilizadas por la fuerza e inclemencia de la naturaleza. (Diario La Hora)

Temor. Una casa colapsó y otra está por caer en esta zona.

Más afectaciones

Otro de los cantones seriamente afectados es Patate, en donde han colapsado siete puentes producto del aluvión del 21 de junio en el río Cariacu, causando inconvenientes en la movilidad entre las comunidades de la parroquia El Triunfo de este cantón.

Adicionalmente hay daños en varias vías, según Jorge Araujo patateño, por el desbordamiento también se perdieron terrenos por lo que añadió que en Vizcaya la situación es bastante preocupante, pues el puente peatonal y el puente carrosable que les une con Valencia también estarían en peligro de colapsar.

Ante ello, junto a otros pobladores, solicitaron a las autoridades tomar medidas inmediatas para evitar que el sector se quede incomunicado.

DATO

Una persona fallecida, una desaparecida y otra herida es el saldo del mal temporal que azota a Baños de Agua Santa.

TOME NOTA

En Río Blanco han colapsado tres puentes.

«Yo saqué mis cosas ayer (viernes) en la noche, ahora mi casa también está en riesgo de caerse”.

Narcisa Paz, damnificada.

«Tenemos que tener tranquilidad y aceptar la voluntad de Dios, no nos queda nada más”.

Vicente Zurita, damnificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *