Cuidado con el acoso en las redes sociales

Aun cuando han pasado casi tres años desde que llegó a Ambato dejando de lado todo lo que tenía en Manabí, solo para que su hija deje atrás lo que vivió a causa de una mujer que la engañó a través de una página falsa de Facebook, los ojos de Dora se llenan de lágrimas al recordar que para ella fue un gran impacto cuando encontró unas fotos en las que su hija, que en ese entonces tenía 14 años, tenía poca ropa.

“Ella dejó su chat abierto y fue así como me enteré, entre la conversación que leí era que le pedían favores sexuales a cambio de las fotos, eso es algo que jamás va a borrarse de mi alma, pues me sentí la peor madre del mundo por no cuidar a mi pequeña”, dijo Dora.

Con la información en las manos pusimos la denuncia, pero no se logró hacer nada y luego de eso hasta nos amenazaron y por eso preferimos venir a Ambato porque tenemos familia que llegó a la ciudad como damnificados del Fenómeno del Niño de 1997.

Para Sara, la realidad es similar, aunque fue un hombre de 41 años el que le enviaba fotos de desnudos a su hijo de 10 años y le ofrecía dinero para que se dejase tocar, su caso si terminó con el sujeto tras las rejas.

“Aunque está en la cárcel no puedo sacarme el dolor y no sé cómo hacer que la relación con mi hijo vuelva a ser la de antes”, comentó la mujer.

Precaución

El sociólogo Vicente Castro, señaló que las redes sociales son una herramienta de comunicación fácil con el entorno, sin embargo, su uso inadecuado trae consigo condiciones para cometer ilegalidades de todo tipo.

Castro, recalcó que las redes sociales a veces son mal utilizadas para estos delitos sexuales, que pueden atentar a personas vulnerables como son los menores de edad, por esto los padres de familia deben estar siempre al tanto de lo que hagan sus hijos.

“No se trata de inmiscuirse en la privacidad de sus hijos, pero si hay que conocer qué es lo que hacen para poder estar atentos ante cualquier peligro y poder ayudarlos”, señaló el sociólogo.

Oscar Pérez, responsable de Salud Mental en Tungurahua, señaló que para evitar este tipo de acoso y problemas no hay que recurrir a la prohibición de las cosas, pues eso hace que los niños y jóvenes tengan mayor fascinación por tener acceso a la internet y por ende a las redes sociales.

“Lo mejor es hacer las cosas de manera supervisada y bajo términos de confianza al interior de la familia para que los menores sepan cómo actuar y a quién acudir en caso de cualquier tipo de problema”, comentó Pérez.

En lo que tanto el sociólogo como el psicólogo estuvieron de acuerdo es que en lo que se debe trabajar es en el rescate de los valores, de manera especial en el valor de la familia para que al interior de ella se trate esta y otras realidades que no son ajenas a la sociedad actual. (Diario La Hora)

Prevención

> Rechace los mensajes de tipo sexual o pornográfico.

> Utilice perfiles privados en las redes sociales.

> Cuando suba una foto en su red social asegúrese de que no tiene un componente sexual.

> No acepte a personas que no haya visto físicamente y a las que no conozca bien.

> Respete sus propios derechos y los de sus amigos.

> Mantenga su equipo seguro, utilice programas para proteger su computadora contra el software malintencionado.

> Utilice contraseñas realmente privadas y complejas. No incluya en sus identificativos datos como edad, cédula, etc.

> Si se ha producido una situación de acoso guarde todas las pruebas que pueda como conversaciones, mensajes, capturas de pantalla.

> Si se ha producido una situación de acoso no ceda ante el chantaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *