Ecuador: Industria láctea mueve $ 1.400 millones en el año

En el mundo se producen 800.000 millones de litros de leche anualmente. La demanda y su producción aumentan entre el 1,5% y 2% en el año.

Según Ariel Londinsky, secretario general de la Federación Panamericana de Lechería, el país que más produce es India, pero no participa en el comercio internacional.

Nueva Zelanda es el mayor exportador de lácteos; vende más del 90% de lo que produce. Le siguen los países de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos. En América Latina, Uruguay y Argentina son los mayores exportadores de lácteos.

El primero comercializa en el exterior cerca del 70% de su producción y el segundo, alrededor del 20%. Estas son algunas de las cifras que se dieron a conocer en el X foro lechero internacional “Vive sano Ecuador”, que se llevó a cabo el 28 de junio de este año, en el Hotel Quito.

Según Rodrigo Gallegos, director ejecutivo del Centro de la Industria Láctea del Ecuador, en el país se producen cerca de 5’200.000 litros de leche a diario. De esa producción el 50% va a la industria formal, el 20% se queda en las fincas y el restante se mueve en los mercados informales.

El problema de la informalidad, dice Gallegos, es que no paga los precios justos al ganadero y no reporta el uso de la leche a los organismos de control. Además genera una competencia desleal en el sector industrial, porque vende a costos más bajos productos sin garantías.

Gallegos asegura que esta industria mueve aproximadamente $ 1.400 millones en el mercado ecuatoriano al año. El Salinerito, por ejemplo, cierra el año con un promedio de ventas de alrededor de $ 4 millones. Esta empresa, que comercializa quesos, embutidos y confites, se encuentra hace 48 años en el mercado.

Produce 5.000 litros de leche diariamente para elaborar su gama de productos. Zulac, de la Hacienda Zuleta, es una marca de quesos que lleva 50 años en el mercado. Sus ventas anuales alcanzan, en promedio, $ 1’500.000.

Aunque la industria láctea no es exportadora por excelencia, se abre paso en mercados internacionales. En el año 2018 las exportaciones generaron $ 800.000.

Por otro lado, las importaciones de lácteos son mayores. Ingresan al país principalmente quesos maduros de Europa, como de España, Italia, Francia y Suiza. También se importa suero de leche para diversas industrias, como alimentos para adultos mayores, farmacéutica, embutidos, entre otros.

Estas importaciones representan a Ecuador alrededor de $ 60 millones al año. “La exportación es mínima porque no somos competitivos en el exterior, es caro producir en Ecuador, sobre todo por el costo de la materia prima”, explica Gallegos.

Competir en mercados internacionales no es el único reto que tiene esta industria. A criterio de Ricardo Garzón, director de la plataforma de comunicación Club de Agricultores y Ganaderos, también tienen problemas en los sistemas de innovación, pues hay industrias que hacen lo mismo por décadas.

Según Londinsky, la producción de leche es una industria tecnológica. La innovación y desarrollo es una constante a nivel de producción y de industria. Los sistemas de búsqueda de calidad y los de automatización en el ordeño son los que más se han desarrollado en el mundo.

Sumados a prácticas de bienestar animal, mejor nutrición, genética y reproducción. También se ha optado por optimizar el uso de productos y desarrollar otros nuevos, pues las preferencias del consumidor cambian constantemente. El cuidado del medio ambiente, participar en la economía circular y ser sostenibles, son los desafíos de la industria láctea.

Fuente: El Telégrafo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *