Perros callejeros van a la ‘U’ en Ambato

No van a estudiar, pero su presencia en la Universidad Técnica de Ambato (UTA) es constate, por momentos duermen en los espacios verdes o caminan por el campus de Huachi Chico en busca de alimentos o de una caricia.

Alrededor de 10 perros callejeros consideran su hogar a la universidad, pues acuden esporádicamente a sus instalaciones, incluso uno de ellos sirvió de inspiración para la creación de la mascota de la institución.

Situación

Alejandro Pérez, parte  del colectivo animalista de Tungurahua y estudiante de la institución, mencionó que los perros callejeros se han ganado el cariño de alumnos, profesionales y personal administrativo de la universidad, quienes incluso los alimentan de forma periódica.

Pérez destacó la labor de los guardias de seguridad de la institución, quienes suelen estar pendientes de la integridad de estos animales sin hogar.

El miembro del colectivo animalista de la provincia indicó que hace varios años se instalaron un par de casas y lugares específicos para la alimentación de los perros que vivían en el campus de Huachi Chico.

Alejandro indicó también que junto a la organización a la que pertenece pudieron atender a algunos de los perros y darlos en adopción para que no vuelvan a estar desamparados.

Universidad

Adriana Reinoso, rectora académica de la Universidad Técnica de Ambato, comentó que durante su gestión si se han apoyado las iniciativas a favor de los animales que plantean los estudiantes.

“Hace algún tiempo se registró una gran cantidad de perros callejeros que ingresaban a los predios de la universidad en Huachi, motivo por el cual se tomó la decisión de trasladarlos al campus Querochaca, donde también reciben cuidados”, indicó la autoridad universitaria.

Reinoso aseguró que en su afán de tener un ambiente óptimo en la UTA y de sus habitantes se ha procurado que no haya la proliferación de perros callejeros dentro de la institución, pues esto podría originar otro tipo de inconvenientes. (Diario La Hora) 

DATO

El Municipio de Quito fue la primera dependencia pública del país en declararse amigable con los animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *