Asambleístas piden renuncia de María José Carrión a la Comisión de los Trabajadores

Llegaron en un grupo de seis asambleístas del Partido Social Cristiano (PSC), de CREO, de ARE y de la Revolución Ciudadana (correístas). Ingresaron media hora después de la hora fijada para la sesión de la Comisión de los Derechos de los Trabajadores.

Los legisladores Vicente Taiano y Cristina Reyes (PSC-MDG), Roberto Gómez (CREO-SUMA), Bairon Valle y Marcela Holguín (RC), y Verónica Arias (ARE) llegaron a pedir la renuncia de la presidenta de la Mesa, María José Carrión.

No están de acuerdo en que ella fuera designada por el Pleno de la Asamblea para ocupar ese puesto, cuando inicialmente habían acordado que Taiano estuviera al frente. Esta mañana presentarían una moción para pedirle que renuncie. 

Carrión estaba en su oficina, mientras la sala del cuarto piso del Palacio Legislativo se llenaba con representantes de organizaciones sociales y asesores.

Finalmente, los legisladores entraron sabiendo que su presencia era necesaria para instalar la sesión. Se acomodaron en sus sillas y comenzaron a cuchichear entre ellos: ¿Quién va a mocionar? ¿A qué rato presentamos la moción? ¿Antes o después de la votación sobre el orden del día?

Carrión se sentó a la cabecera de la mesa ovalada para pedirle a la secretaria que tome asistencia. Esta es la segunda vez que llamaba a sesión. La primera, el pasado miércoles, no se instaló, aunque sí se recibió en comisión general a representantes de los trabajadores. Pero hoy sí se logró instalar, con los legisladores considerados de mayoría.

Moción inmediata

Carrión preguntó a la secretaria si habían ingresado pedidos de cambio del orden del día. La respuesta, no. Los seis legisladores se regresaban a ver. No se ponían de acuerdo sobre quién hablaría y en qué momento, hasta que, para evitar que se leyera el orden del día, Gómez tomó la palabra, intentando que su micrófono funcionara.

“A pesar de que está dirigiendo la sesión, no estamos aquí para legitimar su dirección”, sentenció el asambleísta, quien ratificó que no confían en Carrión. El problema surgió por un tuit de la Comisión en el que se dijo que la Mesa se había instalado la semana pasada en la primera sesión, cuando no hubo los votos.

Para concluir su intervención, mocionó “pedir que deje de insistir en presidir una comisión e inmediatamente se pueda elegir una persona que tenga el respaldo”.

Rechazo

Carrión le agradeció su intervención y le recordó que la decisión del Pleno está sobre cualquier comisión. Inclusive, hizo leer la resolución con la que fue designada. Terminada la lectura, sin más, ignoró la moción porque dijo que no se la presentó por escrito.

La reacción de indignación fue inmediata. Con interrupciones, palabras entrecortadas y la amenaza de abandonar el lugar, Carrión trataba de retomar la sesión hasta que concedió que Taiano tomara la palabra.

“No veo cuál es el problema de tratar una moción”, dijo él y le instó nuevamente a que tomara votación del pedido, señalando que eso no implicaba que se aprobaba su renuncia, sino únicamente para que ella dijera si se mantenía en el cargo o no. Y cuestionó la supuesta disposición legal de que la moción se entregara por escrito.

Se revisó la Ley Orgánica de la Función Legislativa y normas inferiores, tras lo cual Carrión aceptó tratar la moción, siempre que se presente por escrito. Gómez dijo que lo haría, pero la respuesta fue que no podría ser calificada. Ese momento, los seis asambleístas cogieron sus cosas y salieron de la sala, rechazando que “Carrión se aferre al cargo”, en palabras de Reyes. 

La Comisión se quedó sin quórum, que se constató una vez más al tomar lista y comenzaron, por el contrario, los comentarios de rechazo de los asambleístas que respaldan a Carrión, como Alberto Arias (AP).

Él pidió que se revise la conducta de los legisladores para una posible sanción, así como la intervención del presidente del Legislativo, César Litardo (AP), para poder llegar a acuerdos.

En el ‘limbo’, en cambio, estuvo Rina Campain (CREO). Ella inicialmente tenía la postura de los seis, pero hoy dijo que se deben dejar las posturas políticas, para trabajar por el bien de los trabajadores. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *