Sin autorización ni familiares fue enterrado el capitán asesinado por Maduro

Luego de 12 días del asesinato del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, la dictadura de Maduro se negó a entregarle el cuerpo a su familia tras las fuertes evidencias que demuestran que fue torturado por los cuerpos de Seguridad del Estado. El capitán fue sepultado por la dictadura sin autorización alguna.

Waleswka Pérez, viuda del capitán, había denunciado a través de sus redes sociales que el Estado venezolano quería controlar la entrega del cuerpo del oficial, tal como ocurrió con el caso del comisario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Óscar Pérez, ejecutado por el régimen.

Para trasladar el cuerpo, la dictadura utilizó una caravana con funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana que cercaron todos los accesos al cementerio.

Video insertado

Osmary Hernandez@osmarycnn

Pasada la una de la tarde se realizó la “inhumación controlada” del Capitán Rafael Acosta Arévalo. La PNB cerró los accesos al cementerio del este donde fue sepultado pese a que su familia deseaba hacerlo en Maracay.


Hoy 10 de julio, yo, esposa del capitán de corbeta Rafael Acosta, denuncio el procedimiento ilegal que está haciendo la morgue de Bello Monte, donde van a hacer entrega controlada del cuerpo de mi esposo, así como hicieron con Óscar Pérez“, denunció la esposa del capitán asesinado, quien aclaró que no ha “solicitado ningún servicio fúnebre”. Han pasado 12 días y la familia aún no ha podido reconocer el cuerpo del capitán.

Fuente: www.es.panampost.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *