Últimas recomendaciones lingüísticas

1. Reformas lexicales en relación con el cambio climático:

“EFEverde, la plataforma de información ambiental de la Agencia EFE, y la Fundación del Español Urgente revisan el lenguaje empleado en las noticias sobre cambio climático y presentan propuestas para que las informaciones sobre este asunto ayuden a comprender su verdadera dimensión.

Muchos estudiosos consideran que algunos términos sobre cambio climático, no ayudan a que los ciudadanos perciban con la claridad suficiente su magnitud y sus consecuencias.

En un estudio recientemente publicado en la revista Bioscience, sus autores aseguran que en este campo se está utilizando un lenguaje muy conservador y poco explícito. Algunos grandes medios internacionales han optado ya por introducir nuevos términos en las informaciones sobre el cambio climático y sustituir algunos de los que venían empleando.

El diario británico decidió hace unos días cambiar su libro de estilo para dar prioridad a expresiones como: “crisis climática” o “emergencia climática”. Igualmente, darán preferencia a la expresión: vida salvaje o silvestre, frente a: biodiversidad.

La utilización por parte de los medios de comunicación, de un lenguaje acorde con la gravedad del problema es una condición imprescindible para que los ciudadanos puedan tomar conciencia del mismo y adoptar sus decisiones

La precisión en el lenguaje es una obligación de todo periodista para transmitir un mensaje claro”.

Es un asunto que tiene muchas otras implicaciones: “Adaptar al español las propuestas hechas en inglés por The Guardian, por ejemplo, exige un trabajo en el que participen lingüistas, periodistas y, sobre todo, expertos y estudiosos del problema”.

Por eso, y de la mano de EFEverde, se creará un grupo de trabajo, en el que participarán expertos del Ministerio para la Transición Ecológica, la Oficina Española de Cambio Climático y de diversos grupos y universidades, que ayude a hacer propuestas que ofrezcan a los periodistas herramientas para informar de manera más clara y eficaz sobre la situación climática.

Como primera medida, EFE ha decidido emplear ya la expresión CRISIS CLIMÁTICA en lugar de la más genérica: cambio climático, para hace hincapié en la magnitud y en las consecuencias de este fenómeno para la naturaleza y para el ser humano. “En la actual situación de emergencia climática, la información precisa y plural de la mano del periodismo especializado y de los expertos en la materia, es básica para contar con una sociedad mejor informada”.

Es, preciso, “popularizar la terminología específica necesaria para la comprensión del fenómeno”.

2. ¿Selfie, selfi, selfy?

Selfie es una palabra del inglés que puede adaptarse al español como selfi; nunca como selfy.

Selfie es un neologismo, que se refiere a una autofoto o autorretrato, es decir, a la foto que uno se toma a sí mismo, solo o en compañía de otras personas, con dispositivos electrónicos como teléfonos celulares, tablets o cámaras web. Es una adaptación adecuada a la lengua española a partir de la forma inglesa original, puesto que, además, refleja la pronunciación propia de la palabra en inglés. La grafía correcta es selfi y en plural es selfis.

3. Gastronomía. Extranjerismos con equivalente en español

Dicen las autoridades académicas: “En las informaciones sobre el mundo de la alimentación y la gastronomía, tanto en medios especializados como en los generalistas, es frecuente encontrar extranjerismos innecesarios que tienen alternativas en español. Entre ellos cabe destacar los siguientes:

Bacon: bacón, beicon; –baguette: baguete; –beefsteak: bistec, bife; —

bowl: bol; –buffet: bufé; –burger: hamburguesa: –cake: bizcocho; —

cocktail: coctel, cóctel; –couscous: cuscús; –craft beer: cerveza artesanal; –crêpe: crep, crepa; –fast food: comida rápida; –fingers (de pollo): tiras (de pollo); –finger food: comida para picar, picoteo; –flake: copo; –foodie: comidista; –foodtruck: gastroneta; –green: verde; –grill: parrilla, gratinador; –healthy: saludable; –hot dog: perrito (caliente), pancho, jocho; –muffin: magdalena (grande); –pancake: panqueque, tortita; –pop corn: palomitas de maíz, cotufas, rosetas (y otras); –raw: crudo; –roast beef: rosbif; –shaker: coctelera; — showcooking: demostración culinaria; –street food: comida callejera; –sommelier: sumiller; –topping: ingrediente (adicional), extra, cobertura; –wrap: rol o enrolado.

4. No es correcto

Escribir «piercing, catering, sexy, judo, manager», si no se hace en cursiva o entre comillas, para remarcar su origen extranjero, como es la norma para este tipo de vocablos. Solo pueden escribirse sin cursiva, sus formas adaptadas al español, así: pirsin, cáterin, sexi, yudo, mánayer. Otros ejemplos: esmoquin; campin; bricolaje.

Fuente: El Mundo Medellín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *