El Gobierno tiene 2.240 vehículos en mal estado

Son fallas que se pudieron evitar. El Gobierno central cuenta con 15.310 vehículos para el uso de sus funcionarios. De ese total, que no fue fácil de obtener por el desorden burocrático, cerca del 14,63 % está en mal estado.

En números, según el reporte oficial del Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (Inmobiliar), las unidades con fallas considerables alcanzan las 2.240.

¿A qué responde el mal estado? En parte, al escaso, y en algunos casos nulo, control del parque automotor del Estado. Hasta mediados de este año, ni siquiera existía un número exacto de cuántos vehículos estaban en manos de la Presidencia, Vicepresidencia, ministerios, secretarías, servicios, empresas públicas y agencias gubernamentales.

El decreto de austeridad, emitido en septiembre de 2017, obligó a que se haga un recuento de carros. 123 entidades públicas informaron, unas más tarde que otras, los detalles de su parque automotor a Inmobiliar. De ahí se desprende el total de 15.310.

El siguiente paso fue verificar el estado de los automotores. La inspección determinó que 8.375 unidades están en una situación ‘buena’. Los restantes 4.695 se consideran en estado ‘regular’.

Inmobiliar, con la información recopilada en más de dos años, debe gestionar el buen uso de los autos. Con excepción de los patrulleros, ambulancias y vehículos para atender emergencias, es necesario que las entidades públicas reduzcan sus pertenencias.

El presidente Lenín Moreno ordenó que este año el parque automotor se reduzca, o al menos se redistribuya, en unas 1.000 unidades. Es decir, Inmobiliar debe enajenar autos de las entidades que tengan más automotores de los que necesitan para operar sin poner en riesgo la atención ciudadana.

En la lista de enajenaciones planificadas está, por ejemplo, retirar 214 vehículos de la petrolera estatal Petroamazonas. También se retirarán 171 vehículos a Petroecuador.

Las empresas públicas eléctricas CNEL y Celec deberán entregar, en conjunto, 349 vehículos hasta finales de año.

En total, según la planificación de Inmobiliar, 52 entidades del Gobierno central tendrán que entregar 1.650 vehículos.

La decisión de retirar las unidades responde, a más del pedido presidencial, a un manejo descuidado. EXPRESO publicó, el 4 de junio de 2018, que la compra de autos se disparó en el gobierno de Rafael Correa. Dichas compras, en la mayoría de casos, se hicieron sin una justificación.

Descontrol

Documentos incompletos

En mayo de 2018, EXPRESO publicó una serie de reportajes sobre las inconsistencias del parque automotor que existía en el Banco Central, Petroecuador y Petroamazonas. No se hicieron revisiones ni se verificó el buen o mal estado de los autos. (Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *