Presos expusieron opciones de trabajo y rehabilitación

El movimiento del parque 12 de Noviembre fue inusual ayer. El Gobierno Provincial de Tungurahua ubicó 20 carpas para la feria artesanal donde se expusieron trabajos productivos realizados por los presos de la cárcel de Ambato.

David de 55 años mostró sus artesanías hechas en madera: cofres, coches, rompecabezas, sillas mecedoras. Él forma parte del taller de carpintería donde participan 43 personas.

“Tenemos defectos y virtudes, pero cada día hay que enmendar nuestros errores”, sostuvo con nostalgia, porque le gustaría regresar con su familia. Era chofer, pero ahora tiene otra opción para solventar las necesidades diarias. Contó que tiene casi dos años en la cárcel por un delito que marcó su vida, todavía le falta cumplir dos años con ocho meses de sentencia.

Otro ejemplo de voluntad para rehabilitarse es Ángel, quien es chef de la cárcel y aprendió a ser productivo a través de la gastronomía. Antes de ingresar a este centro era un adicto a la droga y ahora sus energías van enfocadas a la preparación de alimentos, comentó.

La feria llamó la atención ciudadana. Alexandra Bonilla, ama de casa, dijo que es agradable que las autoridades hagan algo por quienes están en prisión. “Debe ser duro para estas personas, con este trabajo se olvidan y buscan un medio para sus familias, hay que darles oportunidad comprando un recuerdo”, recalcó.

Exposiciones variadas                                                 

La feria tuvo una duración de cinco horas. Los presos expusieron muebles y artículos de madera, calzado, pantalones jeans, figuras forjadas en hierro, tejidos a mano, peluches, juguetes, pinturas, pizzas y postres.

Los trabajos son resultado de los 28 talleres que se imparten al interior de la cárcel. También actuaron los grupos de música ‘Renacer’ y de danza folclórica ‘Vientos de Libertad’.

Carlos Manzano, director de la institución, advirtió que la humanización es la estrategia que se aplicó para hacer esta feria, pues hay que ponerse en lugar de los presos.

Hubo presencia policial alrededor de los estands, pero también un momento emotivo cuando luego de su presentación, las mujeres que bailaron música folclórica se emocionaron, abrazaron y lloraron junto a sus padres, hermanos e hijos que se ubicaron atrás de la carpa principal.

Sobrepoblación

El Centro de Rehabilitación de Ambato cuenta con 700 reclusos, de los cuales 90 son mujeres y un grupo pequeño de población GLBTI (Gays, Lesbianas, Bisexuales, Transgénero, Transexuales, Travestis e Intersex).

Manzano adujo que la capacidad del centro es de 358 personas pero existe sobrepoblación, la infraestructura alcanza pero con incomodidad. Ante esta situación se conversa con el Gobernador para construir una tercera planta para mejorar las condiciones de las personas, añadió.

Además, dijo que los operativos de control se realizan a diario con la policía, pero hay problemas con los familiares que quieren ingresar artículos prohibidos (sustancias sujetas a fiscalización, armas, teléfonos celulares).

“Nunca estigmaticemos una cárcel, por cosas de la vida podemos tener un problema, veamos a la cárcel como el resultado de la misma sociedad”, aclaró Manzano. (Diario La Hora) 

DATO

El Centro de Rehabilitación cuenta con 700 reclusos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *