¿Femicidio en Machala? Sospechoso habría congelado a Evelyn después de descuartizar su cuerpo

Una refrigeradora, hielera de plumafón, machetes y cuchillos, fueron las evidencias que le encontraron a Alexander Javier C. A., principal sospechoso de la muerte de Evelyn Lisseth Espinoza Mendoza, de 24 años, quien fue encontrada mutilada en ocho partes, en una funda y una hielera. Lo que daría indicios de un posible femicidio.

25 días después del atroz asesinato, el caso empieza a esclarecerse. La mujer, oriunda del cantón La Concordia, provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas, fue hallada cortada en ocho partes en una hielera, el pasado 25 de junio de 2019, en la vía a Balosa, en Machala.

Los agentes de la Dirección Nacional de Muertes Violentas (Dinased) irrumpieron en un inmueble del barrio Florida 4, al sur de la capital orense, donde se encontraba el sospechoso. Al revisar su celular encontraron el número de Evelyn, por lo que creen que la chica tuvo contacto con él.

Según uno de los agentes de Dinased, la principal hipótesis que se maneja es que a la víctima, una vez que la mataron de dos puñaladas, le cortaron sus brazos, piernas, muslos y cabeza. Luego, los colocaron dentro de un refrigerador para que se congelen.

En tanto, las pruebas de Luminol realizadas a la nevera dieron de que en el aparato había sangre que presuntamente sería de humano. Sin embargo, aún se gestionan los análisis correspondientes para confirmar sí se trata de la sangre de Evelyn.

“Incautamos una refrigeradora, vestimenta de mujer, cuchillos, machetes y terminales móviles que fueron técnicamente fijados y levantados por peritos de Criminalística”, dijo el agente quien prefirió la reserva, pues el caso aún no pasaba a audiencia.

El sospechoso tiene dos denuncias

Las investigaciones señalan a Alexander Javier porque también tiene denuncias de prostitución forzada. Se presume que mantenía una relación sentimental con la joven que aparentemente se dedicada a ejercer el trabajo sexual.

Lo primero que hicieron los agentes en la casa allanada fue ingresar el número de la víctima, de posible femicidio, al celular del sospechoso y pudieron confirmar que se hallaba entre sus contactos.

Macabro hallazgo del cuerpo:

La atroz muerte de Evelyn causó conmoción en la provincia de El Oro y el país. Según sus familiares la chica llegó a Machala en busca de trabajo con la finalidad de mandarle dinero a su hijo de tres años, quien quedó al cuidado de su abuela.

Mónica Mendoza, tía de la occisa, explicó que la última conversación que tuvieron con ella fue el 10 de junio, cinco días después de su partida, desde esa fecha no volvieron a saber nada de ella.

El cuerpo de Evelyn no fue completo a su natal La Concordia. No se encontraron los pies y una mano. El capitán Marco Egas, jefe de la Dinased de El Oro, confirmó que aún faltan pedazos. “Lamentablemente son huesos muy pequeños y por el terreno con mucho monte, no se pudo encontrar las otras partes que faltan”, dije el jefe policial, días después del macabro hallazgo.

Otra de las hipótesis es que el asesino se tomó su tiempo para cortarla perfectamente en las articulaciones. No fue en el lugar donde la encontraron, sino en otro sitio que usó para cometer el macabro hecho, luego embaló su torso en una hielera, las extremidades las puso en una funda junto a la cabeza, luego se dirigió al kilómetro 11 de la vía Balosa, a las afueras de Machala, para abandonarla en una casa deshabitada. (Diario Extra)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *