EL FANTASMA DE LA COIMA DE H & H

Gracias a la publicación de los informes Arroz Verde y Lucas Majano -que revelaron el mecanismo de sobornos y financiación de las campañas electorales del movimiento Alianza PAIS, por parte de corporaciones nacionales y transnacionales- esta tragedia es ya parte del himno de la corrupción ecuatoriana. A la academia de las coimas de Odebrecht y Sinohydro se han sumado nombres de la escuela criolla como Hidalgo & Hidalgo.

En realidad, la poderosa constructora ecuatoriana, no tiene mucho que envidiar a Odebrecht, los expedientes la delatan: el holding arrastra procesos judiciales por sobornos en Perú, Panamá y ahora agrega uno casa adentro.

Pero, no solo el ojo fiscal observa a la empresa amiga de Rafael Correa y Lenín Moreno, tras años de silencio e impunidad, la Contraloría avanza un examen especial por el manejo irregular de una de las fortalezas contractuales: la vía Aloag – Santo Domingo. Periodismo de Investigación hace un viaje por las vías de H&H.

PANAMÁ

$10 MILLONES EN SOBORNOS

Panamá no tiene buenas referencias de Hidalgo & Hidalgo. Desde hace cuatro años la constructora ecuatoriana enfrenta una investigación por el supuesto pago de sobornos a funcionarios del Ministerio de Economía de ese país. El proceso parece estar congelado.

En 2012, el Gobierno panameño adjudicó a H&H el proyecto para la construcción del Sistema de Riego de Tonosí, por USD 155 millones. En 2015, esta obra llamó la atención de las autoridades pues pese a la entrega de un adelanto por USD 37.4 millones a H&H, la firma no justificó un centavo y tampoco se registró avances en el proyecto, ni siquiera se contaba con las tierras para la ejecución de la obra.

Una auditoría realizada por Contraloría General de ese país reveló que la empresa usó el dinero otorgado por el Estado para actividades distintas a las del proyecto. Acto seguido, como una de las primeras diligencias judiciales se congelaron al menos 40 cuentas bancarias del ex vicepresidente de la República Felipe Alejandro Virzi. 

Las investigaciones motivaron la detención de empresarios y funcionarios; y, en noviembre de 2015, el Gobierno dio por terminado el contrato.

El primero en ser detenido fue Juan Francisco Hurtado, presidente de H&H, en mayo de ese mismo año. Esto mientras pretendía salir del país por el aeropuerto internacional de Tocumen. Días después se concretó el arresto de Marcos Albán, quien en 2012 firmó a nombre de H&H el contrato con el Estado.

Este caso está manos de la fiscal Zuleyca Moore, quien además ordenó la detención del empresario y exvicepresidente Virzi, luego que confirmara que este recibió al menos USD 10 millones de los fondos de H&H. A su vez, el ex funcionario acusó al presidente Ricardo Martinelli de presionar en favor de H&H. Martinelli se encuentra en prisión acusado de recibir sobornos de Odebrecht.

También fue detenido el exministro de Desarrollo Agropecuario (Mida) Óscar Osorio, quien firmó el contrato con H&H en 2012.

Este mes de julio se cumplen cuatro años desde que la fiscal panameña Zuleyca Moore solicitada a un juez se llame a juicio a 33 personas, acusadas de peculado, corrupción y blanqueo de capitales en el contrato de construcción del sistema de riego en Tonosí, pero hasta hoy, el caso de H&H no ha sido cerrado.

PERÚ 

H&H Y EL “CLUB DE LA CONSTRUCCIÓN” 

La justicia peruana identificó las operaciones de un entramado empresarial que concertaba la adjudicación entre 2011 y 2014, con el exasesor del entonces viceministerio de Transportes, Carlos García Alcázar, quien cumple 18 meses de prisión preventiva. A esta cofradía conformada por 12 empresas, identificada como una organización criminal por sus delitos contra la administración pública, se le bautizó con el nombre de “Club de la Construcción”.

Las investigaciones de la Fiscalía peruana se concentraron en resolver dos preguntas: ¿Quiénes integraban este Club? y ¿Cuánto ganaron? 

Los actores empresariales fueron identificados: Graña y Montero, Cosapi, Obrainsa, Johe S.A., Icgsa, Mota Engil Perú, Constructora Málaga Hermanos y las brasileñas OAS, Queiroz Galvao, Andrade Gutiérrez; y, por supuesto, Hidalgo & Hidalgo.

EL CLUB DE LA CONSTRUCCIÓN: 

  • Hidalgo e Hidalgo S.A.
  • Construcción  y Administración  S. A. – CASA
  • Cosapi S.A.
  • GyM S.A.
  • Obras de Ingeniería – OBRAINSA
  • Ingenieros Civiles y Contratistas – ICCGSA
  • Mota Engil Perú
  • Constructora Málaga Hermanos
  • Johe S.A.
  • Constructora OAS
  • Queiroz Galvao 
  • Andrade Gutiérrez 

Estas empresas ganaron al menos 25 contratos con Provías Nacional, una entidad adscrita al Ministerio de Transportes y Comunicaciones del vecino país. Son más de USD 2.734’470.000 (unos 9.000 millones de soles) adjudicados entre el 2011 y 2014, que es el periodo investigado por la Fiscalía.

Cabe señalar que a empresa peruana Construcción  y Administración S. A. (CASA), fundada en 1975, decide en el año 2003 sumar a la ecuatoriana Hidalgo e Hidalgo como socio mayoritario con el objetivo de posicionarse en el mercado. 

Cuatro años más tarde H&H asume el 100% de la sociedad. Bajo el liderazgo de Juan Francisco Hidalgo Baraona, como presidente de H&H, y la dirección de Eduardo Sánchez Bernal, apoderado general de CASA, han logrado la adjudicación de múltiples proyectos. Actualmente CASA es una de las principales constructoras del Perú.

Las negociaciones en Perú estaban a cargo de Aurelio Hidalgo Zavala, actual ministro de Transporte de Lenín Moreno, quien a esa fecha era director internacional de H&H y ostentaba la representación de varias empresas relacionadas al grupo. El escándalo de corrupción que involucra al Club de la Construcción, es el segundo más grave en el vecino país, después de Odebrecht.

COLOMBIA 

A PASO FIRME PESE A CUESTIONAMIENTOS 

Mientras Panamá denunciaba a H&H, la constructora ya tenía dos grandes obras en Colombia y tenía puesto el ojo en un nuevo contrato. En ese país, la firma formó alianzas que le permitieron posicionarse a paso fuerte. 

Sus actividades en Colombia iniciaron en 2010 con un proyecto de riego en el Tolima; luego, el Instituto Nacional de Vías (INVÍAS) le adjudicó el proyecto San José de Fragua-Villagarzón. Posteriormente se hizo con un contrato con la Agencia Nacional de Infraestructura colombiana (ANI) con el proyecto vial Zipaquirá-Bucaramanga.

H&H también se hizo con el proyecto para la construcción y rehabilitación de 76 kilómetros de la autopista entre Popayán y Santander de Quilichao, corredor estratégico que pretende mejorar la movilidad y la competitividad de la región suroccidental del país, así como la conexión con Ecuador. El proyecto hace parte de la Segunda Ola de Cuarta Generación.

Finalmente, para vías para la equidad fueron adjudicatarios de cinco contratos que superan los USD 68’6 millones.

CINCO CONTRATOS DE H&H CON INVÍAS:

  • Contrato de obras en el corredor Villagarzón-San José del Fragua, en el departamento de Caquetá, por un valor de USD 5’908.884 millones. El oferente ganador fue el Consorcio Vías Equidad 068, conformado por Hidalgo e Hidalgo Colombia S.A.S. (con una participación del 70%) y la firma ecuatoriana Hidalgo e Hidalgo S. A., sucursal Colombia (30%). Proyecto para la construcción de dos puentes con sus accesos: uno sobre el río San Pedro y otro sobre la quebrada la Yuma.
  • En el marco del programa Vías para la equidad, el INVÍAS adjudicó al Consorcio Vías Equidad 059 (colombo-ecuatoriano), conformado por Hidalgo e Hidalgo Colombia S.A.S (con una participación del 70%), Hidalgo e Hidalgo S. A., sucursal Colombia (30%), el mantenimiento y la rehabilitación del corredor vial Tame-Arauca, en el departamento de Arauca, por un valor de 15’395.988 millones de pesos.
  • Con una propuesta por valor de USD 2’261.390 millones el Consorcio conformado por las firmas Hidalgo e Hidalgo Colombia S.A.S (70% – Colombia) e Hidalgo e Hidalgo S. A. sucursal Colombia (30% – Ecuador), resultó ganador para ejecutar obras en la carretera Espinal-La Chamba.
  • Por un valor de USD 22’841.069 millones fue adjudicado al Consorcio Vías para la Equidad 050, conformado por Hidalgo e Hidalgo Colombia, con el 70%, e Hidalgo e Hidalgo Sucursal Colombia S. A. Ecuador, con el 30%, el contrato para el mejoramiento, gestión social, predial y ambiental de la vía Quibdó-La Virginia, sector Ánimas-Pueblo Rico para el programa Vías para la Equidad.
  • Con una propuesta por valor de USD 22’046.603 millones, el consorcio Vías para la Equidad 046, conformado por Hidalgo e Hidalgo Colombia, con el 70%, e Hidalgo e Hidalgo Sucursal Colombia S. A. Ecuador, con el 30%, fue el ganador del mejoramiento, gestión predial, social y ambiental del corredor Transversal del Cusiana, para el programa “Vías para la Equidad”.

En su momento, la contratación de H&H en Colombia causó polémica porque de diferentes sectores consideraron que era equivalente a premiar una firma involucrada en escándalos internacionales. El gobierno colombiano, sin embargo, aclaró que la firma no está inhabilitada legalmente para licitar en el país.

ECUADOR

LAS BODAS DE SEDA DE BAROJA E HIDALGO

Un informe previo de Contraloría señala a la constructora por el cobro de rubros duplicados, injustificados y no cumplir con especificaciones técnicas en la vía Aloag-Santo Domingo. 

Durante 12 años, la empresa Hidalgo & Hidalgo se hizo cargo de la ampliación de la carretera Aloag – Santo Domingo, a pesar que el proyecto tenía un plazo de ejecución de apenas dos años. Su construcción y adjudicación fue dispuesta por el ex prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja, y todavía sigue incompleta.

Además, ha triplicado su valor y fue cuestionada por tráfico de influencias, valores duplicados, retrasos y rubros no justificados. La obra también fue suspendida temporalmente, se ajustaron precios y plazos, lo que obligó al Ministerio de Transporte, actualmente liderada por Aurelio Hidalgo -primo de los dueños de la constructora H&H-, a ceder dinero de las arcas del Gobierno Central.

El proyecto fue auditado por la Contraloría General del Estado, en el período del 1 de noviembre de 2016 al 31 de enero de 2019. Algunos hallazgos se hicieron públicos el 24 de julio pasado, en la lectura del informe previo sobre el  examen especial al proyecto de ampliación a cuatro carriles de la carretera Alóag-Santo Domingo.

Para comenzar, se investiga por qué H&H disminuyó el espesor de la capa asfáltica, acción que disminuyó drásticamente el tiempo de vida útil de la vía y requirió un pago de USD 2,2 millones por trabajos que no cumplieron especificaciones técnicas.

Por otra parte, la falta de verificación de obras ejecutadas ocasionó que se page montos que no fueron justificados por más de USD 317.000. Entre estos valores se encontró valores duplicados en rubros de excavaciones. 

También se expuso que H&H subcontrató un rubro de Comunicación para este proyecto por más de USD 139.000 más IVA, pagando un adelanto del 50% por un trabajo que no se realizó. En el informe previo no se detalla a qué empresa se contrató y pagó se valor. 

Adicionalmente, las planillas de avance de obra se presentaron con retrasos de entre 32 y 338 días, según el informe previo que espera las pruebas de descargo de la autoridades involucradas. 

LA PRIMERA CITA 

En junio de 2007, se iniciaron los trabajos de ampliación de la vía Aloag – Santo Domingo. El proyecto comprendía la ampliación del tramo a cuatro carrilles, de la autovía Quito-Babahoyo-Guayaquil, en el tramo Alóag-Tandapi. La construcción de 35.000 metros inició en el kilómetro 11 y tenía previsto finalice en dos años, en el kilómetro 46.

El costo de la obra se fijó en USD 54,5 millones que se financiaron con USD 19,5 millones de un crédito del Banco del Estado, USD 10 millones con fondos del Consejo Provincial de Pichincha y el resto con dinero de H&H que se recuperaría con la administración de peajes.

Aurelio Hidalgo, actual ministro de Transporte, figuraba en 2007 como encargado del área de concesiones de la empresa constructora H&H. Y el proyecto fue concesionado por el entonces prefecto Gustavo Baroja

Investigaciones de La Fuente, revelaron que representantes de Hidalgo & Hidalgo S.A. usaban las instalaciones del hotel Holiday Inn, en la Ac. Orellana y Reina Victoria, en el norte de Quito, para negociar con Gustavo Baroja y Diego Espinosa D’ Herbécourt las aportaciones voluntarias para las campaña electorales de Alianza País.

A cambio de dichos aportes, se comprometió el contrato para a la ampliación de la vía Aloag – Santo Domingo, la conclusión del pago del canal de riego Cayambe – Pedro Moncayo, la devolución de las concesiones y la construcción del Túnel Bombolí. El contacto con la empresa fue Aurelio Hidalgo, actual ministro de Transporte y Obras Públicas.

2014: SE DUPLICA EL PRECIO

La constructora Hidalgo e Hidalgo estaba a cargo del mantenimiento y trabajos para evitar deslizamientos de tierra. Se tenía previsto que lo peajes en la carretera estuvieran en sus manos hasta 2019 para así recuperar su inversión inicial de USD 25 millones.

Para H&H hacerse cargo de este proyecto resultó más rentable de lo que las autoridades de la Prefectura de Pichincha habían asegurado. 

Para 2014, los montos del contrato sumaron USD 105,8 millones. Es decir, que a los USD 54 millones del presupuesto inicial se sumaron otros USD 15,9 millones, por mantenimiento rutinario; 21,6 millones por mantenimientos periódicos; y, USD 13,6 millones, por contratos complementarios.

El contrato complementario incluye incrementos en el túnel Chisinche (USD 8,9 millones), el puente de salida en el túnel Chisinche (187.903); la ampliación del tramo entre túneles (USD 1,9 millones), el puente N°2 en la quebrada Negra (USD 601.857); y, obras de protección de taludes (USD 985.000). 

De acuerdo a documento de la Dirección de Fiscalización de la Prefectura e Pichincha, a la que este medio tuvo acceso, hasta noviembre de 2014 la fecha de finalización de la obra fue reprogramada varias veces y los valores a pagar reajustados. 

DE HIDALGO PARA HIDALGO

En 2017 las obras se detuvieron temporalmente, pero al año siguiente, el costo de la obra superó los USD 134 millones. En la vía Alóag-Santo Domingo se ejecutaban obras tanto en la jurisdicción de Pichincha como en la de Santo Domingo de los Tsáchilas. 

En Pichincha se comenzó  con la ampliación en los carriles de los kilómetros 46 al 72. Esto luego que el Ministerio de Transportes y Obras Públicas (MTOP) asignara USD 40 millones  para trabajos desde el kilómetro 46 al 72.

El convenio fue firmado por el entonces ministro de Transporte y Obras Públicas, Boris Palacios, y el ex prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja. En esa ocasión, Baroja manifestó que buscaba financiamiento para la construcción de un túnel en el sector de Bombolí. 

Las respuestas llegaron con Aurelio Hidalgo, ya posesionado en el cargo de ministro de Transporte y el martes 23 de abril de 2019 suscribieron un convenio para la entrega de USD 30 millones adicionales para cubrir el 50% del presupuesto destinado a la construcción del túnel Bombolí, con sus 1.751 metros de extensión que lo convierte en el más largo del país y que, además, fue adjudicado a la constructora Hidalgo & Hidalgo

Reportes periodísticos de La Fuente y Milhojas, permitieron establecer que la firma H&H aportó cerca de $3 millones a las campañas de Alianza PAIS entre 2012 y 2017, período que incluye las elecciones de los binomios Rafael Correa – Jorge Glas y Lenín Moreno – Jorge Glas. Con base a esta información y nuevas evidencias incorporadas al proceso, la fiscal Diana Salazar Méndez, incorporó en el expediente Arroz Verde (Sobornos 2012-2016) a Alberto Hidalgo Zavala, hermano del actual ministro de Transporte y Obras Públicas.  (Periodismo de Investigación La Fuente)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *