La inteligencia artificial está a punto de alcanzarnos reconociendo imágenes

Para nosotros es normal, apenas le damos importancia. “Mira a tu hermano en bicicleta encima de aquel puente”… para llegar a esta simple frase nuestro cerebro, en solo un instante, ha sido capaz de identificar una cara, un objeto, un lugar. Reconocer y categorizar el mundo que nos rodea es un proceso que damos por sentado pero que requiere complejos mecanismos, como obtener información a través de las retinas, transmitirla al lóbulo occipital para ser procesada e interpretada analizando su forma, orientación, color, patrones… y todo ello, en apenas unos milisegundos. De hecho, los últimos estudios indican que nuestro cerebro es capaz de realizar todo este proceso de transmisión e interpretación de información en solo 13 milisegundos.

Lo que para un ser humano es algo natural, para los ingenieros y desarrolladores supone todo un desafío a la hora de crear Inteligencias Artificiales capaces de llevar a cabo este proceso de la manera más rápida y exacta posible. Puede resultar algo inquietante que una red neuronal artificial pueda identificar objetos, personas y hasta sentimientos (triste, alegre, enfadado), pero el reconocimiento de imágenes es una de las tareas más decisivas e importantes en el futuro de las IA.

Por supuesto, lo primero que nos llega a la mente cuando pensamos en este tipo de tecnología es en el reconocimiento facial, y en películas futuristas como Minority Report. Sin embargo, las aplicaciones de un correcto reconocimiento son decisivas para cientos de dispositivos. Imaginen, por ejemplo, los coches autónomos. Si tu automóvil conduce por sí mismo, deberá ser capaz de reconocer y diferenciar, en milisegundos, si el objeto que tiene delante es una sombra, un perro, un niño cruzando o solo una hoja volando al viento… tu seguridad depende de su precisión.

El ser humano aún sigue por delante, pero los márgenes se están acortando | imagen Perficient Digital
El ser humano aún sigue por delante, pero los márgenes se están acortando | imagen Perficient Digital

Dada la importancia del reconocimiento de imágenes para el desarrollo de futuras IA no es de extrañar que las más importantes compañías tecnológicas estén apostando muy fuerte por desarrollar los algoritmos más rápidos y precisos. Por citar solo algunos ejemplos: Amazon desarrolla AWS Rekognition, Google posee su sistema Vision, IBM trabaja con Watson y Microsoft con Azure Computer Vision. Cuatro gigantes tecnológicos pugnando por conseguir el nicho de las inteligencias artificiales del futuro cercano.

Gracias a Microsiervos he conocido la existencia de un interesante estudio, publicado en Perficient Digital, que compara los cuatro sistemas de reconocimiento de imágenes más avanzados que existen, con la capacidad natural del ser humano. Los resultados nos dan la victoria pero los márgenes cada vez son más ajustados.

El artículo utiliza los sistemas de reconocimiento de imágenes de Amazon, Google, IBM y Microsoft, presentando un total de 500 imágenes variadas, desde objetos, personas, productos o paisajes.

Resumen general de los resultados en reconocimiento de objetos, productos, escenarios | imagen Perficient Digital
Resumen general de los resultados en reconocimiento de objetos, productos, escenarios | imagen Perficient Digital

Los voluntarios utilizados para este estudio comparativo consiguieron un casi un 88% de efectividad identificando las imágenes que les mostraron. De cerca, le sigue la Inteligencia Artificial desarrollada por Google, con un magnífico 81,7% de precisión, y algo más rezagada el sistema de Amazon, con un 77,7%. Si tenemos en cuenta que nuestro cerebro ha necesitado varios millones de años para desarrollar sus capacidades, el avance de las IA parece imparable.Leer más

Fuente: Yahoo en Español

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *