Informales ocupan veredas completas para sus ventas en Ambato

Los ambateños hacen sentir su malestar porque no existe seguridad para caminar por los alrededores del mercado Modelo, donde varios informales se han tomado prácticamente las veredas.

Andrea S., madre de familia, tuvo inconvenientes porque junto a su hijo de 7 años, les tocó bajarse a la calle en la Juan Benigno Vela para transitar con el riesgo de ser atropellados por algún carro. “No hay controles y ahora estamos peor con las aceras llenas”, dijo.

Fernanda, quien es educadora, reconoció que compra a los ambulantes porque cree que es más barato y por subirse pronto al bus que pasa por esta zona.

A pesar de que existen controles por parte del personal de Consejo Municipal de Seguridad Ciudadana (Comseca), los informales aumentan con el paso del tiempo y ahora se ubican con puestos en las veredas, y los transeúntes tienen que bajarse a la calle por donde circulan los buses y otros vehículos.

No quieren ingresar a mercados

La comerciante informal Rosana expone todos los días el aguacate en una caja de plástico y vende las fundas del producto sentada junto al ingreso del mercado, desde las 08:00 hasta las 20:00.

“Sea con lluvia o con sol tenemos que vender para llevar el sustento de nuestros hijos”, dijo Rosana, al tiempo que pidió a las autoridades que les dejen trabajar en las veredas porque todos tienen necesidad.

Como ella, otras vendedoras ubicadas en las calles Juan Benigno Vela, Tomás Sevilla y Espejo se oponen al ingreso a los mercados porque según ellas no tienen acogida de los clientes.

“Nunca van a desaparecer los informales”, aseguró otra comerciante que vende diversos productos en una esquina. Ella no quiso identificarse pero contó que expende afuera desde los 6 años y ahora tiene 50.

Esta realidad es permanente en el centro de la ciudad. Otros espacios se han convertido en inaccesibles son la calle Tomás Sevilla desde la Av. Cevallos hasta la plaza Primero de Mayo, la calle Sucre entre los parques Cevallos y Montalvo, donde se ofertan legumbres, papel higiénico, material de aseo, pollos pelados, espumilla, caramelos, ropa para perros, mochilas, medias e interiores, etc.

Controles

Patricio Carrasco, director del Comseca, ratificó que los controles son permanentes pero esa no es la solución definitiva e integral. “Si no compramos en las calles, los informales van a tener que regularizarse”.

Durante las últimas semanas han mantenido reuniones con la Cámara de Comercio para analizar el proyecto ‘Ambato crece formal’ junto con otros actores como: concejales, representantes de Juntas Parroquiales, directivos de las direcciones municipales, dueños de los medios de comunicación, cooperativas de ahorro y crédito, entre otras.

Se pretende facilitar la apertura de una libreta con un dólar y para que los comerciantes puedan acceder a un micro crédito de 300 a 500 dólares para que se adjudiquen un puesto al interior de los mercados.

Con los gobiernos parroquiales se conversó sobre el incremento de ferias ciudadanas los días lunes y viernes, para que los vendedores oferten sus productos en sus respetivos sectores.

Álvaro Corral, director de Tránsito Municipal, anunció que se va a eliminar el Sistema de Estacionamiento Rotativo Tarifado (Simert) en los alrededores del mercado Modelo, con el fin de evitar la aglomeración de vehículos y actividades que hacen mal uso del espacio público. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *