Conceição dos Santos dio sopa y seco a Correa

Pidiendo perdón por los “actos horribles” que cometió mientras era jefe de Odebrecht en el Ecuador, Conceição dos Santos cerró su testimonio en la Corte Nacional de Justicia. El pedido de disculpa del ex funcionario de Odebrecht en Ecuador llegó en la pantalla a través de la cual confirmó, desde el consulado del Ecuador en Sao Paulo, que él personalmente entregó paquetes de billetes a Pamela Martínez para financiar las campañas electorales de Alianza País entre los años 2012 y 2016.

En realidad, Conceição dos Santos narró actos horribles. Tanto que explican por qué los abogados de Jorge Glas y Walter Solís hicieron todo lo posible, antes de que comience la audiencia, para torpedear su testimonio.  Dos Santos confirmó, en efecto, uno de los puntales de la tesis de la Fiscalía según la cual, en la Presidencia de Correa, hubo una organización paralela al gobierno en la que, bajo la dirección personal del ex Presidente, varios funcionarios trabajaron para captar fondos ilegales de las empresas contratistas del Estado para invertirlos en campañas electorales y otros menesteres.

Pero el testimonio de dos Santos confirmó, sobre todo, algo que era clave para los intereses de la Fiscalía en este proceso: que él había entregado sobres con billetes a Pamela Martínez, la entonces asesora de Correa. Esta confesión era de particular importancia para la Fiscalía porque reitera lo que Martínez, testigo protegida de la Fiscalía, dijo el lunes 2 de septiembre: que Odebrecht le había dado algo más de 400 mil dólares en sobres con billetes que ella, a su vez, había entregado luego a Walter Solís, Viviana Bonilla y Alexis Mera. De un remanente de ese dinero, también dijo el 2 de septiembre entregó a Correa un préstamo de 6 mil dólares.

Un día antes, los mismos abogados habían logrado que se suspenda la comparecencia del otro ex empleado de Odebrecht en el Ecuador: Gerardo de Souza, quien había hecho la entrega física de sobres cuando Conceição dos Santos no podía hacerlo. Pero, esta vez, los intentos por evitar que hable un funcionario de Odebrecht fueron en vano y Conceição dos Santos desembuchó lo peor que podían esperar los abogados.

La contundencia del testimonio del funcionario de Odebrecht no se limitó a los montos de dinero entregado ni a la confirmación de lo que Pamela Martínez había dicho sobre los sobres que recibió y que tanto Correa como sus funcionarios niegan vehementemente. Dos Santos, que habló por Skype, fue mucho más lejos. Dijo que aquellos que gestionaban las coimas, Jorge Glas y Pamela Martínez, siempre lo hicieron a nombre de Rafael Correa. Es la primera vez que dentro del proceso por el caso de los sobornos se ha dicho que Correa delegaba para esa tarea a sus dos colaboradores más cercanos. Esto confirma, además, que Correa estaba al tanto de estos operativos ilegales.

LA JUEZ DANIELLA CAMACHO NO DIO PASO A LOS RECLAMOS DE LOS ABOGADOS QUE NO QUERÍAN QUE DOS SANTOS HABLE.

El testimonio de Conceição dos Santos fue demoledor y eso se notó en el octavo piso de la Corte Nacional, donde parecía que nadie respiraba tratando de entender su español martillado y confuso. Luego de los ensayos fallidos de los abogados por convencer a la jueza Daniella Camacho que no lo interrogue, alegando que no tenía justificación legal para hacerlo vía telemática, la fiscal Diana Salazar inició un interrogatorio que dio como resultado que el brasileño explicara cómo funcionaba el sistema de coimas. Cuando no se entendía bien lo que decía o cuando lo que decía era muy comprometedor, la jueza Camacho le pedía que repitiera y que lo hiciera más lentamente. Muchos en la sala, parecían relamerse con cada una de las confesiones.

Según el relato de Conceição dos Santos, la personas con la que se reunía para concretar las negociaciones que primero hacía con Jorge Glas, era su tío Ricardo Rivera, actualmente preso por el escándalo de Odebrecht. La otra persona con la que trataba directamente era Pamela Martínez, a quien Glas le había presentado como quien iba a manejar los fondos en la campaña del 2013.

Toda empresa que ganaba un contrato con el Estado debía pagar una coima que iba entre el 1,3 al 1,5 % del mismo, que debía ser entregado a Rivera o a Martínez, relató el brasileño. El dinero para estas coimas llegaba mediante transferencias de empresas off shore vinculadas a Odebrecht o en dinero en efectivo que era facilitado por la empresa Sistema de Operaciones Estructurales, de propiedad de Édgar Arias y que trabajaba para la constructora brasileña. Las otras personas que estaban al tanto de este sistema de sobornos eran, entre otras que no detalló, Walter Solís, Carlos Bernal y Fredy Silva. En una ocasión, Carlos Pareja Cordero le dijo que Alexis Mera necesitaba aproximadamente 3 millones de dólares para ciertos gastos que no supo cuáles eran.

Conceição dos Santos dijo que él fue personalmente entre 6 y 7 veces hasta la oficina de Pamela Martínez, en el edificio Concorde en la Avenida 12 de Otubre («muy cerca de la nuestra»), y entregó los sobres que venían sellados. Los montos que se entregaban siempre habían sido ya acordados con Jorge Glas y Ricardo Rivera. «Yo luego iba rápidamente donde Pamela y ahí no me demoraba nada. Solo saludaba, entregaba y salía». Cuando no estaba en el país o tenía ocupaciones impostergables, dos Santos pedía al gerente financiero, Gerardo de Souza, que lo hiciera.  «Lo único que me pidió para hacer el trabajo fue absoluta confidencialidad». En total, el dinero que entregó en efectivo y en sobres a Martínez -y sobre el cual ella habló el lunes 2 de septiembre- sumó aproximadamente 434 mil dólares. Todo coincidió con el testimonio de Pamela Martínez.

Cuando la fiscal Diana Salazar le preguntó si conocía algo sobre la empresa Nexoglobal de propiedad del esposo de Pamela Martínez, Conceição dos Santos dijo que sí y que el primero que le había hablado de ella fue Jorge Glas, para que a través de la misma se hagan pagos cruzando facturas. Fue así como Nexoglobal hizo un estudio ficticio sobre nóminas y con facturas de ese supuesto trabajo se sufragaron gastos hechos en sabatinas, sonido, espectáculos musicales y gastos de transporte, entre otros para la campaña electoral.

Conceição dos Santos también contó que cuando se llegó a la campaña electoral para las elecciones seccionales del 2014, Jorge Glas le dijo que necesitaba un millón de dólares adicionales. Se negó porque ya le parecía demasiado y le propuso que ese dinero salga de los porcentajes que ya se pagaban por cada contrato. Finalmente y ante las «presiones de Correa», sostuvo, se terminó entregando 2,5 millones de dólares, aunque no precisó si eso correspondía exclusivamente a los porcentajes pactados sobre los contratos o si se hicieron desembolsos adicionales.

Según dos Santos, los montos entregados se desglosan así: 2,6 millones para la campaña electoral presidencial de los años 2012 y 2013 y 2,5 millones para la campaña electoral para dignidades seccionales del año 2014.

Cuando los interrogatorios concluyeron, Conceição dos Santos le pidió la palabra a la jueza Camacho. Inclinó la cabeza y dijo que quería pedir perdón a sus ex colaboradores de Odebrecht en Ecuador y a los ecuatorianos por «los actos horribles» que había cometido en el país. En ese momento, y por un instante, se instaló un silencio abismal en la sala de la Corte Nacional. (Martín Pallares – 4 Pelagatos)

Fuente: 4 Pelagatos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *