Empleada de guardería sofocó a un bebé hasta matarlo porque no dejaba de llorar

Una joven de 19 años llamada Dejoynay Ferguson, la cual trabajaba en el Centro de Desarrollo Infantil Little People, en Bear, Delaware, ha sido acusada asesinar a una bebé de tan solo 4 meses de nacida.

Según las autoridades y gracias a los videos obtenidos de las cámaras de vigilancia de la guardería, Dejoynay puso a la bebé en una cuna y durante 3 minutos, le cubrió todo el rosto, según ella, porque no dejaba de llorar. 20 minutos después notificó a sus directores que había una señal de alarma con la bebé.

La niña fue trasladada a un hospital, en donde fue declarada muerta. Al investigar el caso, la policía revisó los videos y vieron cuando Ferguson “colocó sus manos sobre la boca y la nariz de la víctima y restringió intencionalmente su respiración hasta que dejó de responder”.

Fuente: MSN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *