NOTIFICAN GLOSA DE $9 MILLONES A CORREA POR USO DE AVIONES

A través de un tuit, el expresidente Rafael Correa anunció que la Contraloría General del Estado le notificó sobre una “glosa” de 9 millones de dólares por el uso de los aviones presidenciales.  En marzo de este año, la Contraloría pidió formalmente a la Fiscalía que investigue a Rafael Correa por el uso irregular de los 2 aviones presidenciales durante su mandato. Según este informe, se realizaron 24 vuelos a países señalados como paraísos fiscales por el Servicio de Rentas Internas (SRI).  El organismo de control señaló en el informe que el expresidente Correa no emitió disposiciones para asegurar la adecuada administración de los aviones presidenciales y su uso.  Además, durante el examen especial, los auditores detectaron que los vuelos no contaron con registros de los pesos exactos de la carga y equipaje.   No hay información de la lista de «pasajeros de varias de las rutas que formaron parte de esos desplazamientos». 

Rafael Correa@MashiRafael

Ayer me notificaron “glosa” de 9 MM USD por “uso de aviones presidenciales“. Debe ser algo inédito en la historia, “glosar” a un presidente por no haber utilizado exclusivamente para él los aviones, sino haberlos puesto al servicio de todo el Estado.
Todo es cuestión de tiempo.

Romeo Charlie’ a bordo‘Romeo Charlie’ corresponde, en el lenguaje radiofónico, a las siglas de Rafael Correa. El canciller que más tiempo estuvo frente a Relaciones Exteriores fue ‘Romeo Papa’, Ricardo Patiño. 

Para su transportación aérea, el expresidente contó con dos naves específicas: el avión ejecutivo Embraer Legacy 600, con matrícula FAE 051; y el Falcon 7X, matrícula FAE 052. Ambas naves,destinadas a las autoridades gubernamentales, están a cargo del Grupo de Transporte Aéreo Especial, GTAE. 

Entre el primero de enero de 2012 y el 24 de mayo de 2017, se realizaron 261 vuelos internacionales y 2.372 nacionales. Del total de internacionales, 214 utilizaron las dos naves. Pero se emplearon además los aviones de Petroamazonas, TAME y la FAE. ‘Romeo Charlie’ fue el viajero estrella en el 29,4 por ciento de desplazamientos. El 70,5 por ciento de los vuelos transportó a otras autoridades. El ‘rey de los viajes’ fue el canciller ‘Romeo Papa’ (con el 33,64 por ciento, viajó más que el mismo presidente); el vicepresidente captó el 16,82 por ciento de viajes y los ministros, los restantes desplazamientos. Sin embargo, buena parte de esos vuelos no tuvo autorización de Presidencia, por lo que se desconoce si el objetivo fue cumplir con actividades oficiales. Esto originó un costo de 13,5 millones de dólares para el Estado. “58 vuelos en aviones presidenciales en las naves FAE 051 y FAE 052, y 24 en las naves de TAME no tuvieron requerimiento ni autorización de la Presidencia de la República. Las órdenes de vuelo señalaron que la misión era ‘transporte de diferentes autoridades’ sin precisar ninguna otra información. Un total de 12 vuelos presidenciales a cargo de la nave de Petroamazonas no contaron con manifiestos de pasajeros en todas sus rutas”. Vuelos a cargo de Petroamazonas fueron considerados “de cortesía”, con listas de pasajeros sujetas a un protocolo de confidencialidad.  ¿Más novedades al vuelo? En 15 viajes al exterior viajaron personas invitadas “por el Presidente de la República”. En ciertos viajes se usaron varias naves, simultáneamente. En 22 de los desplazamientos se beneficiaron funcionarios extranjeros: ministros de Uruguay, oficiales del servicio exterior de la República de San Vicente y las Granadinas; ministros de la Seguridad de El Vaticano; senadores de Granada, ministros de Guyana, Antigua Barbuda, autoridades de Surinam. Lo más extraño es el viaje fantasma hacia Río de Janeiro. El 22 de junio de 2012 partió a las 11h47 el Legacy hacia esa ciudad brasileña, donde se desarrollaba la Cumbre Río +20. El retorno se produjo el 23 de junio a la 01h59. Sin embargo, no hubo pasajeros en los trayectos de ida ni de vuelta. Paradójicamente la Cumbre reunía a líderes para reflexionar sobre el desarrollo sostenible del planeta. El vuelo costó casi 33 mil dólares al Estado pero no tuvo ocupantes. Fue ordenado por el entonces canciller, Romeo Papa: Ricardo Patiño, según los documentos. Mientras duró la bonanza del petróleo, muchas autoridades actuaron con el desprendimiento de los nuevos ricos. Con la diferencia de que los recursos que dispendiaban eran del Estado. Ahora, la cuenta la pagamos los ecuatorianos. 

Fuente: vistazo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *