El país fortalece sus reservas

De lunes para martes la deuda externa pública ecuatoriana creció el 5,09 %. Apenas un día después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) diera su buena percepción del desempeño del Gobierno ecuatoriano en materia fiscal, el mercado se abrió para una nueva emisión: otros 2.000 millones de dólares.

Hoy la deuda con los acreedores externos (consolidada) llega a los 41.238 millones de dólares (datos de agosto).

Del total emitido ayer por el Ministerio de Finanzas, $ 600 millones tienen un vencimiento al año 2025, con una tasa de interés del 7,87 %, según un comunicado de la entidad. Los otros 1.400 millones de dólares, al 9,50 %. Las deudas de los bonos en poder de los mercados internacionales suman ahora $ 18.638 millones.

El ministro Richard Martínez precisa que la “transacción fue bien recibida”, con una demanda que alcanzó 2,4 veces el monto emitido, proveniente de 200 cuentas distintas de alta calidad, “dando la holgura necesaria para cerrar una transacción en condiciones favorables (para el país)”.

Según el funcionario, el Gobierno monitorea constantemente la evolución del mercado de capitales con la finalidad de identificar ventanas de oportunidad para salir a este en condiciones favorables, aunque todavía los rendimientos que paga Ecuador están por encima de sus pares de la región, con excepción de Argentina.

Estos 2.000 millones nuevos financiarán las necesidades programadas para este año dentro del Presupuesto General del Estado. Son recursos de libre disponibilidad para el financiamiento de programas y proyectos de inversión prioritarios, así como para el fortalecimiento de las reservas.

El exministro de Finanzas Fausto Ortiz tenía claro el destino de los recursos mucho antes de que se coloquen estos últimos bonos. “Hasta agosto 2019 pagando deuda con deuda; desde octubre a diciembre, deuda para atender déficit fiscal”, publicó el 21 de septiembre en su cuenta en Twitter.

Y ayer: “Esa distribución de montos y tasas demandadas generó costo promedio ponderado de 9 %. Alto, pero menos alto que el último. Faltan 1.500 (millones) y cierran año”.

Para el analista Kléber China en tanto se emitan a plazo largo, la tasa de interés sea acorde a nuestro país y esos fondos se destinen para gasto de inversión, “bienvenida la deuda”.

Sobre la preocupación de sobreendeudamiento que puedan tener los candidatos a la presidencia de la república para las próximas elecciones, Chica, expresidente del Colegio de Economistas del Guayas y de la Federación Nacional de Economistas del Ecuador, le señala a Diario EXPRESO que todos los gobiernos han dejado obligaciones por pagar.

“Ojalá que este, a más de repetir lo mismo de los que pasaron, nos deje ordenadas las finanzas públicas, que sería bastante para que el próximo Gobierno sepa a dónde debe orientar su política económica”, resalta el experto.

3 consecuencias

Exceso/gasto

La deuda que no se invierte no genera desarrollo (empleo, crecimiento económico, impuestos) y fomenta un gasto excesivo.

Sin margen

El candidato que gane las próximas elecciones no tendrá margen para su plan de Gobierno, lo que generará fricciones sociales.

Acuerdo FMI

El mejoramiento de las reservas le permiten al Gobierno de Lenín Moreno cumplir con el FMI y, posiblemente, un nuevo desembolso.

Influencia

El impacto de los precio de los ‘bonos basura’

Detrás de la emisión de bonos soberanos de Ecuador hay coyunturas bien aprovechadas por el ministro de Finanzas, Richard Martínez. Una de ellas, el riesgo bajo para los denominados ‘bonos basura’ en el mercado mundial.

La decisión del Gobierno de Lenín Moreno es considerada estratégica, ya que los bonos de Ecuador están correlacionados con los de Argentina, donde pronto se conocerá a los ganadores de las primarias presidenciales, en las que tiene amplias posibilidades la candidatura donde participa la expresidenta Cristina Fernández.

Mercado

Del valor del petróleo y la liquidez que hay en el mundo

El alza del precio del petróleo mejoró la capacidad de pago de Ecuador. El daño a las instalaciones petroleras de Arabia Saudí, la semana pasada, provocó un alza del precio internacional

Los árabes venden también crudo pesado, como Ecuador, y es posible que recién a fines de año recuperen sus instalaciones.

Por otro lado, en el mundo hay mayor liquidez, en especial por la baja de las tasas de FED (Reserva Federal) (Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *