Los planes en papel no frenan las muertes en vías

Dos percances registrados la noche del sábado 21 de septiembre en las vías manabitas Portoviejo-El Rodeo y Noboa-Jipijapa, apagaron las vidas de los conductores Germán Zambrano (25) y Javier Toala (40) y dejaron una docena de heridos. Junto al de ayer en Yaguachi, son dos de los últimos casos de muerte violenta a causa de accidentes de transporte terrestre, que engrosarán las estadísticas de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) en 2019.

Esa entidad reporta que entre enero y agosto de este año ocurrieron 16.262 percances de tránsito, con un saldo de 1.383 fallecidos en el sitio y 13.127 lesionados. Un comparativo de esas cifras con igual periodo de 2018 refleja una disminución de 2,9 % en el número de percances, y de 3,5 % en el de muertes, no así en el de lesionadas, que se elevó 1,8 %.

No obstante, es exigua esa reducción en la casuística de siniestros y decesos ocasionados por estos, si se miran las aspiraciones gubernamentales de bajar en un 50 % las fatalidades en los percances de tránsito hasta 2020, como propone el plan operativo del Pacto Nacional por la Seguridad Vial, emprendido desde agosto de 2017.

El plano busca comprometer a cerca de 200 instituciones públicas y privadas con un plan que contempla 38 acciones que deben ejecutarse a corto, mediano y largo plazo. Catalina Ontaneda, su directora nacional, no contestó las llamadas a su celular ni al pedido de una entrevista para conocer los avances del proyecto.

La ANT destaca que se logró reducir en un 70 % la cantidad de fallecidos por siniestralidad de tránsito en transporte público intra e interprovincial, al comparar las cifras del periodo enero-agosto de 2018 y de 2019. Pero esa estadística no arroja datos reales, porque reporta solo muertes en sitio y no recoge los casos de decesos por accidentes que posteriormente ocurren en unidades de salud.

Así, por ejemplo, mientras la autoridad nacional de tránsito reporta 2.151 fallecidos in situ en 2018, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) registra 3.142 defunciones por accidentes de transporte terrestre. Esta última entidad toma como fuentes los establecimientos de salud públicos y privados, el Servicio Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, la Fiscalía, la Comisión Nacional de Tránsito del Ecuador, la Dirección General de Registro Civil y médicos particulares.

La ANT ofreció para los próximos días una entrevista con el director ejecutivo, Álvaro Guzmán, para revisar los resultados de los proyectos en marcha que buscan reducir los niveles de siniestralidad en las vías del país.

“Nosotros hemos realizado evaluaciones sobre accidentes y muertes por periodos más largos y nos llevamos decepción tras decepción por los resultados”, sostiene Kléver Almeida, director ejecutivo de Fundación Cavat, que está inmersa en actividades de seguridad vial.

Según él, las cifras deben reflejar al menos un margen del 10 % de reducción en cada año para calificarlas como positivas.

Almeida considera que el Pacto por la Seguridad Vial ha hecho un trabajo interesante. “Pero estos no cubren las expectativas que teníamos los involucrados en el tema”.

Si se propone hacer algo que los transportistas consideran que les afecta, ellos se oponen y la actividad se frena, dice a manera de ejemplo el directivo. “Mientras esto no sea un compromiso de todos, los altos índices de mortalidad en las vías no variarán”, advierte.

Reporte

ANT: Hay 27 operadoras intervenidas

La reducción en los índices de siniestros de tránsito, fallecidos y lesionados a escala nacional y proyectos emblemáticos, es uno de los ejes de acción en los que menciona haber trabajado la actual administración de la ANT.

Confrontando cifras del 2018, la entidad asegura que 92 vidas fueron salvadas en los primeros ocho meses del presente año, al haberse reducido en un 70 % el número de personas fallecidas en siniestros en transporte público.

La autoridad de tránsito destaca estrategias como el uso de tecnología para la transformación de la gestión del transporte terrestre a un modelo integral y preventivo; la colocación de kits de seguridad que contienen GPS del proyecto ‘Transporte Seguro’ en más de 12.000 buses inter e intraprovinciales; además de la implementación de una sala de monitoreo y control de la ANT en los 13 puntos del servicio ECU-911 en el país.

Según la entidad, hasta ahora se ha intervenido a 27 operadoras de transporte, con el fin de prevenir los siniestros de tránsito en las carreteras. (Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *