Camilo Blanes, heredero universal de Camilo Sesto, no asiste a la apertura del testamento de su padre

Este lunes se ha procedido a la apertura del testamento de Camilo Sesto y, según ha podido saber HOLA.comel cantante ha dejado todos sus bienes a su único hijo, Camilo Blanesquien, a partir de ahora, tendrá que gestionar una herencia millonaria, entre derechos de autor, propiedades y efectivo en cuentas. El heredero universal de Camilo Sesto ha dejado todo en manos de sus abogados y no ha asistido a la lectura del testamento de su padre, que ha tenido lugar en una notaria de Torrelodones, Madrid. A primera hora de la mañana se ha dejado ver por allí Belén Caro Martín, una de sus letradas, quien ha evitado pronunciarse sobre la última voluntad del artista, fallecido el pasado 8 de septiembre.

Testamento de Camilo Sesto

En el testamento se aclara que no hay un albacea como tal y que Cristóbal Hueto, administrador y uno de los mejores amigos de Camilo Sesto, tan solo es albacea para gestionar los objetos del cantante que se van a destinar al museo con el que el Ayuntamiento de Alcoy quiere rendir homenaje a uno de sus vecinos más ilustres. “Cuando se abra el testamento se verá la verdad. Las cuentas de sus sociedades están muy claras. He sido honesto y honrado”, decía Hueto en una entrevista concedida a La Vanguardia.

Según la revista Semana, Camilo Jr. podría recibir en herencia un cuantioso efectivo cercano a los dos millones de euros, además de los derechos de autor de las canciones de su padre, lo que supone un total al año de 200.000 euros, una cantidad que podría aumentar, ya que las ventas de los discos del artista y las reproducciones en streaming se han elevado tras su muerte. También tendría cuatro propiedades: la casa que el artista poseía en Torrelodones; una parcela de 2.500 metros cuadrados en la misma urbanización madrileña; un chalé en Las Rozas y la casa de Marbella en la que solía veranear el intérprete de Vivir así

Camilo Blanes

Ahora solo queda saber qué pasará con las cenizas del artista. Al parecer, Camilo Sesto sí especificó que quería ser incinerado, pero no qué debía hacerse con sus cenizas, de ahí que su hijo diciese que hasta la lectura del testamento no se hiciera nada con sus restos mortales y suspender el homenaje que había organizado el Ayuntamiento de Alcoy el pasado 23 de septiembre.  “Camilo Blanes, desea respetar la última voluntad de su padre, la cual no se conocerá hasta la apertura de su testamento. Por lo tanto, hasta que se produzca dicha apertura, no puede autorizar el uso de sus cenizas», dijo David Moneo, uno de los abogados de Camilo Jr. «Quería agradecer en nombre de mi cliente la iniciativa que han tenido de homenajear a su padre, confiando en que tras la apertura del testamento pueda llevarse a cabo dicho homenaje”, añadía. 

Fuente: hola.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *