A juicio por apuñalar 189 veces y arrancar los ojos a su hermana menor por envidia

Tres años y medio después de, presuntamente, asesinar a su hermana en San Petersburgo (Rusia), Elizaveta Dubrovina será juzgada. La joven ha permanecido todo este tiempo en un hospital psiquiátrico para recibir un tratamiento obligatorio hasta que estuviese capacitada para afrontar su caso ante un tribunal.

Por abc.es

La noche del 24 de febrero de 2016, Elizaveta –que tenía entonces 19 años– mató a su hermana Stephanie –de 17 años– «con particular crueldad y con el objetivo de burlarse de la víctima», explicaron las autoridades.

La joven infligió al menos 189 puñaladas a la menor con un cuchillo en todo el cuerpo. Además, le arrancó los ojos y le cortó las orejas.

Según los primeros informes, Elizaveta tenía envidia de su hermana menor. Ambas eran modelos, pero la hermana mayor copiaba a la menor en detalles como el color del pelo o el uso de cosméticos. También se contemplaron otras hipótesis: desde que Elizaveta lo hizo por dinero hasta que el asesino fuera el novio de la víctima, Alexei Fateev, a quien las autoridades terminaron considerando un testigo.

Según el portal ruso «MK», ambas hermanas mantenían una relación de amor/odio. Tampoco ayudaron sus circunstancias familiares: las dos formaban parte de una familia numerosa y, durante su adolescencia, llegaron a acudir a las autoridades para pedir que las llevaran a un orfanato.

Se espera que el juicio comience en las próximas semanas.Popular en la comunidad

Fuente: La Patilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *