El estancamiento se acentúa

La economía ecuatoriana crece, pero a cuentagotas. Según las últimas cifras del Banco Central del Ecuador (BCE), el Producto Interno Bruto del país creció 0,3 % en el segundo trimestre del año, comparado con el mismo período del año pasado.

Si se compara con el primer trimestre de este año, el crecimiento fue de 0,4 %. Con estos resultados, el PIB del período que va entre abril y junio de 2019 se ubicó en $ 17.988 millones constantes, según los datos del BCE.

Los principales factores son la mayor dinámica de las exportaciones y del consumo final de los hogares, que subieron 5,7% y 0,6 %, respectivamente.

Las exportaciones, en aumento

Durante el segundo trimestre, el crecimiento de las exportaciones, 1,58 % frente al mismo período de 2018, se basó en el desempeño positivo de las ventas al exterior de petróleo y camarón, principalmente. La exportación de camarón creció 15,1 %, por el incremento de envíos a China, la reapertura comercial con Brasil, entre otros aspectos. Los envíos de crudo que alcanzaron 34,72 millones de barriles, superiores en 8,2 % a las del segundo trimestre de 2018.

El consumo está estancado

Esta cifra presentó un crecimiento interanual de 0,6 % durante el segundo trimestre de 2019, comparado con el mismo período de 2018. Según el Banco Central, entre los factores que determinaron este porcentaje son el crecimiento en el volumen de las importaciones de bienes de consumo en 9,6 %, el desempeño positivo del número de operaciones de crédito de consumo (12,4 %). A esto se suma el aumento de 5,5 % de las remesas recibidas desde el exterior, alcanzando un valor de $ 809,61 millones, asegura el análisis del Banco Central del Ecuador.

La inversión se achicó

En términos interanuales, la inversión registró una reducción de 1,8 % en el segundo trimestre de 2019, principalmente por el decrecimiento de la actividad de la construcción en 3,7 %, que representa alrededor del 67 % de la estructura de esta variable, informó el Central. El número de operaciones de crédito otorgados en el segmento inmobiliario por el Sector Financiero Público (incluye Biess) se redujo en 17,4 %.

La acuicultura, buen momento

El sector acuícola, específicamente el camaronero, es el que mejor desempeño tuvo de la economía nacional. El segmento registró una variación positiva del 14,5 % estimulado por una mayor demanda del mercado externo, principalmente de camarón, que exportó alrededor de 174.000 toneladas métricas y un incremento interanual de 34,6 %, gracias al uso de sistemas intensivos en tecnología que permiten sembrar más larvas de camarón por piscinas. Mercados como China o Brasil dinamizaron los envíos.

Refinación: malos días

En el segundo trimestre de 2019, la refinación se redujo en 39,4 %. Según el Central, esto se debe a una caída en la producción de derivados en 7,1%, la disminución de la carga de crudo utilizado para la producción de refinados en 13,2 % y el incremento de las importaciones de nafta en 24,2%. Las paralizaciones en la Refinería de Esmeraldas tuvieron incidencia en el resultado. (Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *