Vicepresidenta de Perú renuncia y declina asumir como presidenta encargada

La vicepresidenta de Perú, Mercedes Aráoz, anunció el martes su renuncia de manera “irrevocable” a su cargo y declinó también el nombramiento de la oposición como presidenta encargada.

Aráoz, quien fue nombrada por el disuelto Congreso, de mayoría opositora, alegó que “no existen las condiciones mínimas para ejercer el encargo”, por lo que pidió al mandatario Martín Vizcarra que convoque a elecciones “en el más breve plazo”.

En un mensaje a través de Twitter, Araoz citó también una declaración del mismo martes de la Organización de Estados Americanos (OEA), que propuso que el Tribunal Constitucional debería resolver la disputa sobre la legalidad del presidente Vizcarra de disolver el Congreso.

Mercedes Aráoz@MecheAF

He decidido renunciar irrevocablemente al cargo de Vicepresidenta Constitucional de la República. Las razones las explico en la carta adjunta. Espero que mi renuncia conduzca a la convocatoria de elecciones generales en el más breve plazo por el bien del país.

Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter

9.36921:26 – 1 oct. 2019

Aráoz prestó juramento el lunes en una sesión parlamentaria celebrada en respuesta a la orden de Vizcarra de disolver el Congreso. El mandatario cerró el parlamento después de que no se le concedió la posibilidad de instalar rigurosos filtros al proceso de elección de miembros del Tribunal Constitucional, un órgano clave en el manejo del poder local.

Vizcarra tiene el apoyo del ejército y de la policía. El martes apareció en una fotografía rodeado de militares en señal de respaldo.

Lucha por el poder en Perú: ¿Quién es Mercedes Aráoz?

La decisión de Aráoz disminuye el clima de incertidumbre política que reina en Perú desde la disolución del Parlamento unicameral dominado por el partido opositor Fuerza Popular de Keiko Fujimori, quien se encuentra en prisión mientras la fiscalía conduce una investigación sobre el presunto recibo de sobornos de parte de la constructora brasileña Odebrecht para sus campañas presidenciales de 2011 y 2016.

Horas antes fue denunciada por el delito de usurpación de funciones por dos destituidos legisladores izquierdistas que estaban a favor de la disolución del Parlamento. Las leyes peruanas castigan el delito de usurpación de funciones con una pena de entre 4 y 7 años de cárcel.

Vizcarra ha convocado a elecciones legislativas para el 26 de enero de 2020 y ha dicho “que la decisión definitiva recaiga sobre el pueblo peruano”. Los 130 nuevos legisladores culminarán su gestión el 28 de julio de 2021 cuando junto a Vizcarra entregarán el poder a la siguiente administración Ejecutiva y Legislativa.

Fuente: Voz de América

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *