A DERROTAR A LAS MAFIAS POLÍTICAS

1. LA MAFIA DE ALIANZA PAÍS se dividió en DOS PANDILAS que pelean por seguir esquilmando en forma desaforada a nuestra Patria bendita, en contra de los intereses de nuestro pueblo saqueado y oprimido. Recordemos como Rafael Correa impuso con FRAUDE ELECTORAL a Lenin Moreno y a Jorge Glas en la Presidencia y Vicepresidencia de la República, así como a 74 de los 137 asambleístas entre sus candidatos puestos a dedo en el proceso electoral del 19 de febrero y 2 de abril del 2017.
2. El control total del país lo ejerce el Presidente de la República en base a las inmensas atribuciones que constan en las leyes aprobadas durante el correísmo y merced a los votos de su manada legislativa de origen fraudulento. Leyes antinacionales que están vigentes y que no las desean derogar ni Jaime Nebot ni Guillermo Lasso, porque aspiran a gobernar con esos mismos cuerpos jurídicos. El plan de Correa era que en 4 o 5 meses de posesionarse Moreno se excuse del poder para que asuma Jorge Glas, su operador político y tesorero de los contratos impulsados por el propio Correa. Moreno en vez de devolver el poder a Correa y a su escudero Glas, comprendió que todo lo que quería transferir, concesionar, delegar, o “monetizar” (hacer monedas) el dúo Correa-Glas lo podía hacer el mismo.
3. Estas dos pandillas mafiosas (apoderadas de todas las instituciones del país) pelean para ver cuál de las dos fracciones transfiere las centrales hidroeléctricas, las telecomunicaciones, la Flota Petrolera Ecuatoriana (FLOPEC), la compañía aérea TAME, el Banco del Pacífico, tierras rurales de costa, sierra y oriente, entre otros bienes, en base a las propias leyes de Correa (y de paso “muerden” las suculentas comisiones que otorgan las corporaciones extranjeras), quien ya antes entregó a las multinacionales, con sus mismas leyes (todavía vigentes) el petróleo, las minas de oro, plata y cobre, puerto Bolívar (en El Oro), puerto Posorja (en Guayas), puerto de Manta (en Manabí), puerto Providencia (en Sucumbíos), la telefonía celular, las fábricas de cemento (Guapán y Chimborazo), entre otros bienes del patrimonio social y nacional de la República.
4. Asaltadas las funciones Ejecutiva y Legislativa debían todos los negociados quedar en la más absoluta impunidad, como está sucediendo. “Entre bomberos no se pisan la manguera, entre curas la sotana, y entre los dirigentes de Alianza País los billetes.” Para asegurarse los resultados fraudulentos, y el encubrimiento e impunidad absoluta, no solo utilizaron un programa computadorizado fraudulento (software), que les podía dar los resultados a pedir de boca; un Consejo Nacional Electoral 100% de Alianza País, y 1´617.486 votantes fantasmas o inexistentes, cantidad adicional a los 11´118.306 mayores de 16 años según los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, INEC.
5.Según el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, y los estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo, OCDE, y la Unión Europea, se estima que “el monto de los dineros perdidos en los años del correísmo” rondan los 70.000 (setenta mil) millones de dólares. (La Hora, jueves 4 de octubre del 2018, primera página). Y de este dinero “evaporado” (más de dos años del presupuesto íntegro del Estado) no se ha recuperado absolutamente nada. ¡Al gobierno atracador le sucedió el socio encubridor! ¡La “cirugía mayor” ofrecida por Moreno en la campaña electoral no existe pues se han sustraído desde el bisturí hasta el quirófano! La oferta de hacer una Comisión Anti Corrupción similar a la de Guatemala, con el apoyo de las Naciones Unidas, sin ningún costo para el país, la descartó Moreno, asustado que han descubierto los escándalos de INAPAPERS y del arroz verde donde aparece que la Secretaría de Inteligencia (SENAIN) le habían donado USD 1,5 millones de dólares para su campaña electoral, al igual que USD 800 mil la Prefectura de Manabí, USD 350 mil la Prefectura de Los Ríos, USD 350 mil dólares del dinero de los damnificados del terremoto de Manabí, entre otros aportantes con fondos del Estado, lo que constituye el delito de PECULADO! ¡Y encima de todo, ahora pretenden que el pueblo sustituya con sus ahorros el dinero que se han robado en los últimos doce años y no han devuelto un solo centavo!

Dr. Diego Delgado Jara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *