La eliminación de los subsidios a los combustibles es el mal menor

En la actual situación, cualquier medida implementada por el Gobierno tendría costos, secuelas y efectos en la economía de los ciudadanos. Sin embargo, la eliminación de los subsidios a los combustibles es la que menos impacto tiene, incluso sobre el nivel de precios.

Mauricio Pozo, exministro de Economía, explicó que la peor decisión hubiera sido un aumento del Impuesto al Valor Agregado (IVA), debido a que sus efectos son transversales y afectan a todos los estratos de la sociedad con la misma fuerza. Además, tiene consecuencias inmediatas en la profundización del estancamiento económico, la disminución de la liquidez y la caída de la demanda de los hogares. 

“La eliminación de los subsidios de las gasolinas era la mejor decisión posible, en medio de una situación de crisis fiscal y económica. Esos subsidios son ineficientes y han favorecido por años a mafias de contrabandistas”, dijo. 

¿Habrá inflación?
Con respecto al impacto en el nivel de precios, Pozo reconoció que esa es una consecuencia inevitable. Pero de ningún modo se daría una escalada grande en la inflación, debido a que el país está dolarizado y venimos arrastrando crecimientos negativos de los precios desde hace varios meses.
“La muestra de eso es que cuando se liberalizó el precio de la gasolina súper, la afectación en la inflación fue mínima. Hace 16 años, cuando como ministro tomé la decisión de subir el costo de la gasolina, tampoco se descontrolaron los precios. Incluso, en el lapso de un año y medio, la inflación bajó del 12% al 1,5%”, recordó.

EL DATO
En 47 años, los subsidios a los combustibles le costaron al país más de 60.000 millones.Según el analista económico Alberto Acosta Burneo, el desconocimiento de economía nos vuelve prisioneros de la politiquería. En diciembre de 2018, el Gobierno redujo subsidio de gasolina extra y ecopaís en 37 centavos por galón y la inflación se mantuvo debajo de 1%; por lo que el nuevo incremento, que es de 45 centavos por galón, tampoco disparará la inflación.

Pablo Zambrano, presidente de la Federación de Cámaras de Industrias de Ecuador, recalcó que el sector productivo y empresarial está haciendo un análisis de toda la estructura de costos, con el fin de evitar que la eliminación de los subsidios sea trasladada al precio de venta al público.

“Varias de nuestras empresas agremiadas ya han dicho que no modificarán precios para no afectar al bolsillo de los ciudadanos. Hablaremos también con la Federación de Transporte Pesado, con el objetivo de compensar la subida de costos”, aseguró. 

Décadas de gastos  
Pozo afirmó que, durante más de 40 años, los recursos para financiar los subsidios a los combustibles salieron de los mismos ciudadanos. “En ese tiempo se perdieron 40.000 millones de dólares, que es el monto de la deuda externa del país. Es decir, hemos estado cubriendo un beneficio ineficiente a costa de endeudarnos más”, puntualizó.

Por su parte, Berenice Bermeo, experta en finanzas públicas, comentó que el dinero gastado en subsidios se dejó de invertir en sectores prioritarios como Salud, Educación, Seguridad Social.

“Tenemos que exigir al Gobierno que destine el ahorro proyectado de 1.546 millones anuales, por el aumento del precio de las gasolinas, a inversiones productivas y en sectores sociales. El esfuerzo no servirá de nada si esos recursos solo sirven para tapar el hueco fiscal”, acotó. (Diario La Hora)

Impacto
Eliminación subsidio a la extra

° El aumento del precio por galón es de $0,45

° Incremento en el costo por kilómetro recorrido es de $0,01. Esto resulta de tomar en cuenta que, en la ciudad, un vehículo rinde 35 kilómetros por galón.

° Si se recorren 30 kilómetros, el aumento en el costo diario sería de $0,38.

° Si se toma un taxi y el recorrido es de 6 kilómetros, el costo adicional es de $0,08.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *