Plantón por el trabajo

Varias personas, ayer, se dieron cita frente al atrio de la Catedral para gritar consignas que apoyan al trabajo y piden que el paro se suspenda en Ambato.

A través de redes sociales un grupo de ciudadanos entre los que se pueden contar empresarios y propietarios de negocios que se autoconvocaron para salir a las calles y mostrar su descontento ante la paralización que inició el jueves 3 de octubre.

Sentir

Galo Maldonado junto a un compañero sostenían un cartel y gritaban consignas a favor del trabajo, él afirmó que no representa a ninguna empresa, pero que trata de expresar  el sentir de los ambateños.

“Queremos trabajar en la ciudad, hemos convocado a través de redes sociales y varios colectivos de la ciudad. Se siente las calles vacías, los comercios cerrados, la gente no tiene para subsistir diariamente, los bares de colegios y personas que trabajan en transporte puerta a puerta no pueden cubrir sus obligaciones por pagar”, señaló Maldonado.

Los pocos automóviles que pasaban por el sector respaldaban con pitos la consigna: “Por un Ambato en paz”,  que los manifestantes gritaban. William Navarrete es empresario, él afirmó que brinda trabajo a varias personas, pero que la situación actual está perjudicando su negocio.

“Mi planteamiento es que nos dejen trabajar, ya el señor Presidente (Lenín Moreno) ha dicho que las medidas no van a ser revisadas, queremos trabajar y en la marcha se han de tomar las medidas que se deban”, comentó Navarrete.

El empresario manifestó que la ciudad no es política, sino comercial, que las medidas económicas serán parte de otro planteamiento pero que al momento prefieren trabajar. “Primero se están dando algunas salidas para negociar entre el Estado y los indígenas, pero ahora estamos mostrando nuestra inconformidad por lo que está pasando en Ambato”, manifestó.

Situación

Diego Proaño es otro de los ciudadanos que estuvo en el lugar para mostrar su posición ante los hechos que suceden en Ecuador. “Queremos que primero llegue la paz a la ciudad, que haya tranquilidad, que nuestros, hijos y abuelos puedan transitar libremente por las calles sin el temor a que las cierren o nos agredan, por eso hacemos un llamado para deponer actitudes”, aseguró.

Para Proaño la cuestión va más allá de las medidas económicas, sino más bien se trata de la forma en que se lleva el país en esta semana. “Esta anarquía, caos y el nivel de agresividad que se ve, nos preocupa a los ecuatorianos, es hora de bajar las tensiones, de dialogar y llegar a consensos”, aseguró. (Diario La Hora) 

DATO

Maestros y trabajadores también fueron parte de la protesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *