Carmen Chicaiza: nosotros no necesitamos intermediarios

La Unidad de Movimientos Indígenas de Tungurahua aseguró la tarde de ayer que no necesitan ningún intermediario ni político que medie por ellos.

Estas declaraciones se dieron cuando la marcha que salió desde la zona de Apatug y que venía encabezada por varios concejales de Ambato y el Prefecto de la provincia llegó hasta la Gobernación, donde cada líder intentó dar discursos desde una camioneta que fue improvisada como tarima.

Intervenciones

Diana Caiza, vicealcaldesa de Ambato, realizó su intervención entre murmullos de la multitud. “Quiero agradecer por el recibimiento a todos ustedes y a todas las comunidades que están aquí en lucha de una sola causa y eso debe escucharse hasta Quito donde están nuestros hermanos”, señaló.

Las intervenciones se desarrollaron entre gritos de rechazo esporádicos y silbidos hacia quienes se encontraban interviniendo en el micrófono, varias de las personas que se dieron cita afirmaban que estos momentos son de las bases y no de quienes ellos identificaban como políticos.

Manuel Caizabanda, prefecto de la provincia, en su turno para intervenir habló de los momentos duros por los que atraviesa el país y pidió que el Gobierno derogue el decreto ejecutivo o brinde una pronto solución.

“Muchas gracias queridos tungurahuenses por esta marcha pacífica por esta solidaridad y también por esta exigencia urgente, al Gobierno central pedimos la derogatoria inmediata o también alternativas de solución”, manifestó Caizabanda.

Movimiento Indígena

Luego de esto la dirigencia del Movimiento Indígena encabezada por Carmen Chicaiza pidió el megáfono y se alejó del espacio en donde se encontraban las autoridades, para dirigirse hacia las personas en el sector y aclaró, que existe una organización indígena participativa donde el pueblo es el que manda.

“Se ha tomado la decisión de como indígenas, puede ser cualquiera, pero nosotros no necesitamos intermediarios, nosotros actuamos con las bases, no nos vamos a prestar para nada, no queremos en estos momentos de duelo que los políticos figuren”, enfatizó Chicaiza.

Al momento la Gobernación de la provincia se encuentra tomada por miles de indígenas que han declarado al edificio y sus alrededores como zona de paz, los dirigentes de la Unidad de Movimientos Indígenas de Tungurahua han asegurado que no se moverán del espacio hasta que el Gobierno Nacional derogue el decreto 883. (Diario La Hora) 

DATO

El paro indígena inició el viernes 4 de octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *