Asciende a 16 la cifra de muertos tras la reyerta en la cárcel de Cotopaxi

A 16 ascendió este martes la cifra de muertos tras el motín registrado en una cárcel de la provincia de Cotopaxi, en el centro andino de Ecuador, donde las autoridades mantienen aún operaciones para restablecer el orden.

El Servicio Nacional Integral de Atención a Personas Privadas de Libertad (SNAI) informó de que al momento se registran “43 personas heridas y 16 fallecidas”, de las cuales 14 han sido ya identificadas.

Además, una fuente del SNAI precisó que la cifra, que se encontraba en 15 fallecidos, aumentó tras el deceso de un reo que figuraba en la lista de heridos.

La masacre registrada en la Cárcel denominada Cotopaxi Número 1, ubicada cerca de la ciudad de Latacunga, también ha generado aireadas reacciones de familiares de los reos que exigieron a las autoridades información precisa sobre la situación de sus parientes en el interior del centro penitenciario.

Los familiares se apostaron en las afueras de la prisión, desde donde gritaban los nombres de sus parientes con el fin de recibir información de otros reos que se habían instalado en los techos de la cárcel.

La reyerta comenzó la tarde del lunes y ya en la noche las autoridades informaron de al menos 15 muertos y 21 heridos, pero los incidentes continuaron la mañana del martes.

El SNAI, en un comunicado, informó de que tras los acontecimientos suscitados en la cárcel Cotopaxi Número 1, las instituciones del sistema penitenciario “se mantienen en el sitio desarrollando las acciones pertinentes para restablecer el orden y la seguridad del centro”.

Además, indicó que la Secretaría de Derechos Humanos del Gobierno procedió a brindar “contención emocional y atención psicológica” a los familiares de las víctimas de esta nueva masacre, la octava desde 2020 cuando comenzó una crisis en el sistema alimentada con la pugna entre bandas de reos, el hacinamiento y la falta de presupuestos, entre otros factores.

Entre los reclusos asesinados en la cárcel de Cotopaxi ha sido identificado por sus tatuajes Leandro Norero, acusado de dirigir una banda de narcotráfico, aunque las autoridades aún no han confirmado que se trate de él, a falta de recibir los resultados de los análisis correspondientes.

Ecuador tiene 36 prisiones que albergan a más de 32.000 reclusos y en algunas de ellas han muerto asesinados desde 2020 más de 450 reos en diferentes enfrentamientos entre bandas rivales que se disputan el control interno de los centros carcelarios.

Ecuador acumula más de 450 presos asesinados desde 2020 tras última masacre

La nueva masacre carcelaria de Ecuador, ocurrida el lunes en la prisión de la ciudad andina de Latacunga, con un saldo hasta el momento de 15 muertos y 33 heridos, ha hecho que el número de presos fallecidos en estas reyertas durante este año se eleve a más de 100, y a más de 450 desde 2020.

Antes de este nuevo episodio, los presos fallecidos desde inicios de 2022 en las cárceles de Ecuador ascendían a 90, según reportó la semana pasada en una entrevista con Efe Pablo Ramírez, director saliente del Servicio Nacional Penitenciario (SNAI), que se encarga de custodiar las cárceles ecuatorianas.

Con las 15 víctimas mortales de la reyerta ocurrida el lunes en la cárcel de Latacunga, ubicada en la céntrica provincia andina de Cotopaxi, el saldo anual se eleva a 105, en el marco de una crisis entre bandas rivales que se disputan el control interno de las cárceles cuyo resultado fue de 46 presos asesinados en 2020 y 316 en 2021.

La matanza en Latacunga, una de las cárceles más grandes de Ecuador y conocida oficialmente como Centro de Rehabilitación Social Cotopaxi Número 1, es la cuarta masacre carcelaria del año tras las dos acontecidas en la cárcel de Santo Domingo de los Tsáchilas y en la de Cuenca.

En Cuenca fueron 20 los muertos y 10 los heridos el 3 de abril, y en Santo Domingo primero fueron asesinados 44 reos y 10 heridos el 9 de mayo, mientras que más de dos meses después, el 18 de julio, otro enfrentamiento similar se saldó con 12 asesinados y 2 heridos.

MACHETES Y ARMAS DE FUEGO

Las requisas realizadas luego de estos episodios revelaron que los reos tenían en su poder grandes arsenales de armas, desde armas de fuego como pistolas e incluso fusiles a armas blancas de grandes dimensiones como machetes, así como una gran cantidad de balas.

La reyerta en la cárcel de Latacunga comenzó después de que finalizase en este centro el censo que el SNAI está realizando a toda la población penitenciaria del país, en el que se busca recabar información de los más de 32.000 presos a nivel nacional para brindarles una mejor atención y servicios.

Los enfrentamientos comenzaron en torno a las 13h00 hora local en el pabellón de mediana seguridad, lo que hizo que varios reclusos se subieran a los techos del centro carcelario para escapar de la reyerta, como lograron apreciar quienes pasaban por la carretera cercana la prisión.

Entre los 15 asesinados en esta reyerta está presuntamente Leandro ‘El Patrón’ Norero, supuesto “capo” del narcotráfico en Ecuador, cuyo cuerpo fue identificado entre los cadáveres, según señaló el gobernador de Cotopaxi, Oswaldo Coronel, a falta de que se hagan los análisis que confirmen su identidad.

NUEVO “INCIDENTE”

Cuando las autoridades daban por controlada la situación en la prisión de Latacunga, nuevos “incidentes” se suscitaron en la mañana de este martes al producirse detonaciones en una de las instalaciones del pabellón de mediana seguridad, donde se encontraban la mayoría de los asesinados en la víspera.

Este nuevo enfrentamiento deja al menos 11 nuevas personas heridas, según informó el gobernador de Cotopaxi, Oswaldo Coronel.

Hace apenas dos semanas, en la cárcel de Latacunga fueron aprehendidos tres policía cuando presuntamente trataban de ingresar al interior del centro penitenciario casi 500 balas camufladas dentro de un chaleco.

En el marco de las acciones para aplacar la crisis carcelaria de Ecuador, la semana pasada realizó una visita a Quito el vicepresidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y relator para las personas privadas de libertad, Stuardo Ralón, quien destacó los avances del Gobierno en reducir el hacinamiento en las prisiones.

La visita de Ralón se produjo en el marco del primer aniversario de la mayor masacre carcelaria de la historia de Ecuador, ocurrida en la Penitenciaria del Litoral, de Guayaquil, donde el 28 de septiembre de 2021 fueron asesinados más de 120 reclusos.

MÁS GUARDIAS Y TECNOLOGÍA EN CAMINO

Entre las recomendaciones realizadas al Estado por la CIDH está la de recuperar el control interno de las cárceles, dar condiciones dignas a los presos, rebajar el hacinamiento, no abusar de la prisión preventiva (provisional) y elaborar una política de prevención del delito donde no prime el encarcelamiento.

En ese sentido, el Gobierno ha iniciado la contratación de 1.300 nuevos guardias penitenciarios que prácticamente doblarán la actual plantilla de 1.600 y el próximo año prevé incorporar otros mil más, al mismo tiempo que equipa a todas las cárceles con escáneres, inhibidores de teléfonos celulares y centros de vigilancia.

Mientras, cinco organizaciones no gubernamentales con sede en países europeos reclamaron este martes “medidas urgentes” para detener las masacres carcelarias en Ecuador y señalaron al Gobierno como el responsable de estos hechos que consideran violaciones a los derechos humanos por no garantizar la vida de los reclusos bajo su custodia. EFE (EL DIARIO)