Trabajador cae a coladera abierta en Ciudad Juárez

El trabajador caminaba de espaldas cuando cayó a la coladera abierta en Ciudad Juárez. Fue rescatado de cerca de tres metros de profundidad; está bien.

Los trabajadores se preparaban para un día de mediciones en las calles de Ciudad Juárez, para instalar cableado en algunas colonias. Uno de ellos cayó a una coladera abierta.

Ocurrió cuando caminaba hacia atrás y medía el pavimento; no pudo ver que la coladera no tenía tapa y cayó al fondo.

Las cámaras de seguridad de una casa grabaron el accidente.

Cámara de seguridad capta caída de trabajador a coladera abierta

Sus compañeros y los vecinos de inmediato se acercaron a ayudarlo.

Donde cayó el trabajador es el drenaje de la ciudad, de profundidad son más de 3 metros y hay una fuerte corriente de agua. Alguien se robó la tapa y de ahí la caída.

Cuando lo sacaron fue llevado a un hospital para una revisión.

Afortunadamente el trabajador ya se recupera, mientras las autoridades trabajan en la reposición de las tapas para evitar otro accidente.

Robo de coladeras

En distintas zonas de la ciudad se pueden observar registros y alcantarillas sin tapas, problemática que existe desde hace años, debido a que los ladrones las roban para venderlos como chatarra.

El principal motivo por el que roban las tapas es para revender el metal en centros de compra de desperdicio industrial.


El ciclo es el siguiente: las personas que sustraen las tapas de coladeras, rejillas de piso o pozos de visita venden el material en establecimientos dedicados a la compra de chatarra. Su precio es de alrededor de 5 pesos por kilo, aunque en días pasados alcanzó hasta 8 pesos por kilo. El peso de una tapa de alcantarilla puede ser de 50 kilos o más (ya que debe soportar el paso diario de vehículos pesados), por lo que la ganancia puede ser de entre 250 y 400 pesos.

Sin embargo, dijo que esta situación continúa porque los mismos negocios compran los artefactos, pesé a estar prohibido.

En los últimos 2 años y 10 meses, el Sacmex tuvo que desembolsar 33 millones 660,591.84 pesos de recursos públicos para la reposición de accesorios de drenaje y agua potable faltantes, que en muchos casos se debe a que son robados para venderse en locales que compran fierro viejo.

Fuente: Azteca Noticias