Por matar a su expareja de una puñalada en el cuello fue llamado a juicio

Por el presunto delito de femicidio, pues habría asesinado a puñaladas a Zaida Jazmín Soriano Macías, el ciudadano Carlos González, de 40 años, fue llamado a juicio.

Una puñalada en el cuello terminó con la vida de Soriano, de 35 años. Familiares manifestaron que hace meses la víctima y Carlos se separaron debido a que él era celoso y siempre la agredía físicamente.

Sin embargo, la pareja, que procreó cuatro hijos, volvió a reencontrarse y se estaban reconciliando, incluso la noche del sábado 30 de abril fueron al concierto de Los Adolescentes, en Puerto Bolívar.

Además, consumieron bebidas alcohólicas y en horas de la madrugada, ya la madrugada del 1 de mayo, fueron a la vivienda ubicada en el barrio El Condado, este de Machala. El hombre se quedó a dormir en la casa.

Fiscalía detalló que cerca de las 10:20 es cuando moradores escucharon que Soriano y González peleaban y, que los hijos de ellos gritaban. Ante esto, alertaron del caso de violencia intrafamiliar al ECU – 911, que coordinó la emergencia con Policía Nacional.

Testigos indicaron que uno de los hijos logró salir de la vivienda y fue a pedir ayuda a la tía, que es hermana de la occisa, quien al esterarse que en primera instancia el ciudadano intentaba asfixiar a la víctima, fue a defenderla.

Para cuando la familiar llegó a la casa, Soriano ya presentaba algunas heridas en su cuerpo y de su cuello emanaba abundante sangre.

Ella intentó ayudar a su hermana y le pidió al sospechoso que la deje llevarla a un hospital, pero el acusado también intentó ahorcarla y le metió los dedos a la boca para evitar que grite.

Luego González ingresó al cuerpo para sacar una gas pimiento que le lanzó en los ojos y se encerró en el cuarto, donde con una cuerda intentó quitarse la vida; sin embargo, llegó el hijo mayor a tiempo y logró cortarla, así le salvó la vida.

Para ese momento el personal policial entró a la casa y al percatarse que la mujer estaba herida y que familiares y moradores intentaban agredir al posible agresor, que estaba solo en bóxer, se lo llevaron detenido.

Mientras que hasta el lugar arribó una ambulancia del Municipio de Machala y el médico confirmó que la fémina no tenía signos vitales.

Los agentes verificaron que el cuerpo, que estaba en la cama, presentaba algunas heridas provocadas por un cuchillo, pero una puñalada que recibió en el cuello fue letal, pues le provocó la muerte instantánea.

Como evidencia se levantó fragmentos de vidrios, una hoja metálica de cuchillo, un mango de metal de cuchillo, gas pimienta y un objeto punzo cortante (pico de botella).

Según Fiscalía, el sospechoso estaba separado de la mujer y le estuvo insistiendo para regresar hasta que ella accedió, pues le dijo que cambiaría.

Por toda la evidencia que se encontró en la casa como armas corto punzantes y gas pimienta, se presume que el hombre tenía planificado el crimen.

En la audiencia de formulación de cargos, Fiscalía lo acusó por el delito de femicidio y un juez de Garantías Penales ordenó que se inicie la etapa de juicio.

Rosa López, activista del Movimiento de Mujeres de El Oro, indicó que actualmente están esperando la fecha para que inicie el juicio y que espera que los casos de violencia como violencia sexual, femicidio y trata de personas se agilicen porque hay tres Tribunales de Garantías Penales de El Oro.

COIP

Fiscalía acusó en este caso según los artículos 141 y 142, numerales 2 y 4, del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que sanciona el delito de femicidio con pena privativa de libertad de veintidós a veintiséis años, en concordancia con el artículo 47, numerales 5 y 7, del mismo cuerpo legal, lo que incrementó en un tercio la pena impuesta. (DIARIO CORREO)