Hombre mató accidentalmente a su pequeño sobrino durante una cacería de ardillas en Minnesota

Un trágico episodio le cambio por completo la vida a una familia originaria de Minnesota, pues lo que pintaba para ser una mañana de aventuras por el bosque, terminó con la vida de Jeremy Her, un chico de tan sólo 12 años.

Con el objetivo de pasar unos días en medio de la naturaleza, los Her recorrieron 100 millas desde St Paul, donde residen, hasta llegar a Moose Lake Township, un municipio ubicado en el condado de Carlton.

Una vez instalados en el lugar, uno de los adultos quien es señalado como el tío de Jeremy le pidió sumarse al grupo que saldría en busca de ardillas para cazarlas.

Sin embargo, durante el trayecto algo extraño sucedió, pues el niño fue confundido con una presa y terminó con un disparo detrás de su oreja izquierda, lo cual también afectó su médula espinal.

Ante la gravedad de los hechos se solicitó el apoyo a los servicios médicos de emergencia y una vez que las autoridades arribaron el herido de inmediato fue llevado en helicóptero a un hospital ubicado en el área de Twin Cities donde recibiría atención médica. Sin embargo, los doctores que lo revisaron de inmediato le hicieron saber a sus familiares que presentaba muerte cerebral.

De cualquier manera, al niño se le proporcionó un respirador como soporte vital hasta que 13 horas más tarde, sus propios padres solicitaron desconectarlo, pues se convencieron de que nunca despertaría.

Al respecto, el alguacil del condado de Cass recibió un informe de lo que presuntamente se trató de un accidente de cacería. No obstante, se encuentra abierta una investigación para determinar qué sucedió exactamente y sobre quién o quienes se fincará responsabilidad ante la muerte de un menor de edad.

Mientras tanto, por medio de una página en la plataforma GoFundMe, Salina Her, hermana mayor del niño muerto, pretende recaudar los fondos necesarios para organizarle un funeral.

“Seguíamos esperando que tal vez esto fuera un sueño y nos despertáramos de todo, pero extrañamos su presencia, extrañamos su voz y su risa”, escribió la afligida chica en su perfil de Facebook.

Trascendió que Jeremy Her asistía a la escuela Washington Technology Magnet donde formaba parte del equipo de fútbol.

Fuente: MSN Latino (La Opinión)