Protestas, rabia y lágrimas en la reunión del Ayuntamiento de Los Ángeles tras la filtración de las grabaciones racistas

La angustia y la rabia se extendieron el martes por las cámaras del Ayuntamiento de Los Ángeles cuando los miembros del público arremetieron contra la grabación subrepticia en la que se escucha a la concejal Nury Martínez haciendo comentarios racistas y denigrando a sus colegas.

La reunión se produjo poco después de que Martínez anunciara que se tomaría una licencia. El lunes, renunció a su cargo de presidenta del consejo.

Los miembros del público que se reunieron en la cámara del consejo gritaron que la reunión no debía celebrarse hasta que Martínez y sus compañeros concejales Kevin de León y Gil Cedillo dimitieran. También se les escucha en la grabación, de la que informó por primera vez el domingo The Times.

Fotos: Gran emoción en la primera reunión del Concejo Municipal tras la filtración del audio de los comentarios racistas de Nury Martínez

El clamor dentro de las cámaras del consejo se congeló momentáneamente por los comentarios del concejal Mike Bonin, quien dijo que estaba contemplando cómo explicaría los comentarios racistas hechos por Martínez a su hijo pequeño cuando crezca.

Martínez había dicho que Bonin trataba a su hijo negro como si fuera un «accesorio» más y dijo del menor: «Parece changuito», o «Es como un mono». Mientras decía esto, De León y Gill Cedillo se reían y hacían bromas.

«Recibo muchos golpes, y sé que prácticamente un montón de ellos yo mismo los invito. ¿Pero mi hijo? Me hace sangrar el alma», dijo Bonin entre lágrimas. «Pedir perdón es un buen primer paso. Bueno, es un segundo paso porque primero hay que dimitir y luego pedir perdón».

«Sé que nunca podré saber o comprender el peso real del implacable racismo diario contra los negros al que se va a enfrentar mi hijo, pero conozco el fuego que se siente cuando alguien intenta destruir la alegría de los niños negros. Eso da rabia», añadió Bonin.

Esto provocó lágrimas y abucheos por parte de los miembros del público, que hicieron comentarios lacerantes sobre los funcionarios implicados. Martínez estuvo ausente; De León y Cedillo abandonaron la cámara poco después de que comenzaran los comentarios.

«No podíamos tenerlos sentados en medio de esta reunión porque han ensuciado sus asientos. Sus asientos están envenenados. El asiento de Nury es venenoso», dijo el pastor Thembekila Crystal Coleman durante el período de comentarios públicos.

El asambleísta Isaac Bryan (demócrata de Los Ángeles) señaló que, al igual que el hijo de Bonin, fue adoptado por una familia blanca y es negro. Pidió la dimisión de los funcionarios electos que fueron grabados.

«Necesitamos estas dimisiones antes de poder avanzar», dijo. «Pero créanme que habrá una curación porque todos en esta sala y todos en esta ciudad quieren esa curación, pero no podemos tenerla sin responsabilidad».

Las grabaciones filtradas suscitaron la indignación de toda la ciudad de Los Ángeles, y el lunes el alcalde Eric Garcetti, los candidatos a la alcaldía Karen Bass y Rick Caruso, el senador Alex Padilla y numerosos miembros del Consejo Municipal exigieron la dimisión de Martínez.

«Este ha sido uno de los momentos más difíciles de mi vida y reconozco que esto es enteramente de mi propia creación», dijo Martínez en un comunicado el martes. «En este momento, necesito tomarme una licencia y dedicar algo de tiempo a tener una conversación honesta y sincera con mi familia, mis electores y los líderes de la comunidad. Lo siento mucho por los residentes del Distrito 6 del Consejo, mis colegas y la ciudad de Los Ángeles».

En el interior del Ayuntamiento, decenas de angelinos coreaban y esperaban con impaciencia que se abrieran las puertas de la sala John Ferraro.

Cuando por fin se abrieron, la gente entró en tropel. Entre el grupo se encontraba Sade Elhawary, que, junto con un grupo de compañeros organizadores, entró con camisetas negras con texto en blanco: «I’m with the Blacks» (Estoy con los negros), una referencia a que Martínez utilizó una mala palabra para referirse al fiscal del condado de Los Ángeles, George Gascón, cuando dijo que estaba «con los negros».

«Para nosotros se trata no sólo de representar y estar orgullosos de estar con ‘los negros'», dijo, haciendo comillas con los dedos, «sino también de proporcionar la plataforma para que otras personas de color se sientan orgullosas de solidarizarse con los negros de una manera que no debe ser denigrada o disminuida de la manera que lo hizo».

Antes de la reunión, la multitud coreó «fuera» con los nombres de los concejales Cedillo, De León y Martínez. Cedillo y De León también se escucharon en la cinta.

Los concejales tomaron asiento mientras resonaban en la sala los estruendosos cánticos de «Estamos con los negros» y «Cierren la puerta». El concejal Bonin se sentó con la cabeza inclinada y las manos juntas mientras la multitud seguía coreando. Más tarde, después de hablar, Bonin se desplomó en su asiento recibiendo a sus colegas y a los miembros de su personal mientras escuchaba al público expresarle su apoyo.

«Estoy harto de estar harto», dijo el activista comunitario Morris Griffin, señalando que ha estado involucrado en la política de Los Ángeles desde las secuelas de la paliza a Rodney King en 1991 por parte de los agentes de la policía de Los Ángeles.

Expresando una furiosa frustración de la que se hicieron eco muchos de los presentes, Griffin imploró al consejo que cambiara la Carta de la Ciudad para permitir que el consejo obligara a sus tres colegas a dimitir. (Tal cambio sería un proceso largo y complejo que requeriría una elección pública).

El martes se propusieron una serie de reformas sobre la forma en que la ciudad lleva a cabo sus asuntos, mientras los miembros procesaban los comentarios racistas de sus colegas. A pesar de su papel de líder, Martínez hizo otros comentarios despectivos o polémicos sobre algunos de ellos durante la hora de conversación. Llamó «diva» al concejal Mitch O’Farrell, que fue su segundo al mando y actualmente es presidente en funciones.

Presentó una moción en la que pedía informes sobre lo que hay que hacer para ampliar el tamaño del órgano y luego cómo harían la redistribución de distritos una vez ampliado el consejo.

El objetivo sería obtener un informe sobre los pasos «para presentar una iniciativa de votación de reforma de la carta orgánica ante los votantes de Los Ángeles en 2024, con recomendaciones que garanticen que la representación se fije al crecimiento de la población para aumentar el número de escaños del Ayuntamiento de Los Ángeles», dice la moción de O’Farrell.

La concejala Nithya Raman propuso un «Comité ad hoc sobre la reforma de la gobernanza de la ciudad» para explorar «la implementación de reformas para aumentar la transparencia, limitar la corrupción y hacer que el liderazgo de la ciudad sea más representativo de nuestras comunidades, con el objetivo de restaurar la fe de la gente de Los Ángeles en su gobierno municipal».

En un momento de la conversación filtrada, Cedillo dijo que había ciertos concejales que no merecían ser «rescatados» durante el proceso de redistribución de distritos. Luego aclaró que se refería a Raman, que había estado luchando para asegurar que su distrito de Hollywood Hills no fuera trasladado al oeste del Valle.

«Ella no es nuestra aliada. No nos va a ayudar», dijo.

Antes de la reunión, un grupo de líderes religiosos celebró una rueda de prensa frente al Ayuntamiento.

«Esto se acaba hoy. Esto termina ahora mismo. Estaré aquí todos los días hasta que los miembros del Ayuntamiento dimitan», dijo la reverenda Rae Huang, voluntaria de Black Lives Matter, que apareció con el grupo aproximadamente una hora antes de la reunión del Consejo.

El audio filtrado y sus consecuencias frenaron el ascenso político de Martínez, de 49 años, que en 2019 se convirtió en la primera latina en ocupar el poderoso puesto de presidenta del Ayuntamiento, cargo al que renunció el lunes.

Martínez representa a las comunidades del Valle de San Fernando, incluyendo Van Nuys y Sun Valley.

Los comentarios de Martínez se hicieron durante una reunión en octubre de 2021 sobre el proceso de redistribución de distritos de la ciudad con Cedillo, Bonin y Ron Herrera, presidente de la Federación del Trabajo del Condado de Los Ángeles.

Se refirió a la «gente bajita y oscura» de Koreatown como «Tan feos».

Hablando de Gascón, Martínez dijo: «Que se joda ese tipo… Está con los negros».

De León, Cedillo y Herrera también se disculparon el domingo por su papel en la conversación. En un momento dado, De León había comparó la relación de Bonin con su hijo con la de Martínez sosteniendo un bolso Louis Vuitton. Herrera dimitió de su cargo el lunes por la noche.

El audio filtrado de Martínez y sus colegas reveló conversaciones explícitas sobre los mapas de los distritos del consejo que habían sido propuestos recientemente por la comisión de redistritación de 21 miembros de la ciudad.

El proceso de redistribución de distritos, que se lleva a cabo una vez al año, reconfigura los 15 distritos del ayuntamiento y desencadena la competencia entre varios grupos por el poder político y la representación.

La baja de Martínez es el último cambio en el Ayuntamiento, que se ha visto sacudido por numerosos escándalos en los últimos años. El concejal Mark Ridley-Thomas fue acusado el año pasado de soborno, mientras que el exconcejal José Huizar está a la espera de ser juzgado por delitos graves relacionados con el desarrollo del centro de la ciudad.

El exconcejal Mitch Englander fue condenado en enero de 2021 por mentir a las autoridades federales sobre sus relaciones con un promotor inmobiliario.

La baja de Martínez también llega en un momento clave para el Ayuntamiento. Hasta cinco concejales podrían marcharse a finales de año, dependiendo del resultado de las elecciones del 8 de noviembre.

Fuente: MSN Latino (Los Angeles Times)