JÓVENES SOÑADORES

Según el Ministerio de Educación, Ecuador tuvo 162.341 nuevos bachilleres graduados en el período lectivo 2021 -2022 en los diferentes establecimientos: fiscal, fiscomisional, municipal y particular. Seguramente, la gran mayoría de ellos ilusionados con acceder a sus estudios superiores y elegir una profesión que les permita obtener un mejor nivel de vida, desarrollo profesional y bienestar económico, así como oportunidades de un mañana mejor.

Para la primera postulación que fue en mayo de 2022 se presentaron un total de 215.000 personas lo que representó un incremento de más del 25% con relación al mismo período del año 2021. Sin embargo, la oferta académica para este período fue solo de 122.000 cupos. Esto representa que aproximadamente 93.000 estudiantes no pudieron acceder a la educación superior. Las carreras con más demanda continúan siendo medicina, administración de empresas, derecho, educación básica, entre otras.

Estas cifras demuestran que existe un déficit del 76.23% entre lo ofertado y lo demandado por los nuevos bachilleres que buscan un cupo para ingresar a la universidad. Lo anterior obliga a replantear las políticas implementadas por el gobierno nacional y los centros de educación superior estatales y privados, a fin de destinar mayores recursos en la creación de infraestructura física, docentes, así como al desarrollo de la ciencia, tecnología e innovación, con el propósito de aliviar esta demanda.

La educación superior, según el Boletín Anual de la Secretaría de Educación Superior Ciencia Tecnología e Innovación – SENESCYT al año 2019, que incluye estadísticas e indicadores tomados de los registros administrativos del Sistema Nacional de Información de Educación Superior del Ecuador (SNIESE) y del Sistema Integral de Información de Educación Superior (SIIES), establece que el número de títulos registrados por la SENESCYT en instituciones de educación superior al año indicado fue de 126.466, de los cuales 71.098 (56.22%) corresponden a mujeres y 55.368 (43.78%) a hombres.

Del total de títulos registrados: A) 81.371(64.34%) corresponden a tercer nivel; B) 22.446 (17.75%) a tercer nivel técnico; C) 20.987 (16.59%) a cuarto nivel; y, 1.662 (1.32%) a tercer nivel tecnológico. Se demuestra el gran interés de los estudiantes por profesionalizarse.

Información importante, pese a las deficiencias en el sistema educativo del Ecuador cualitativa y cuantitativamente hablando. Esto permite ver el deseo de preparación existente en los jóvenes y profesionales. Aspiraciones y expectativas que se ven truncadas, cuando en debate actual nos preguntamos: 1) ¿Hay campo laboral para todos?; 2) ¿El país ofrece oportunidades de desarrollo profesional?; 3) ¿El nivel salarial va acorde con la preparación alcanzada?; 4) ¿Hay garantías para el desarrollo de las ciencias, la tecnología y la innovación? La respuesta a la mayoría de estas interrogantes es que seguramente no. Vivimos discutiendo infructuosamente, en el eterno conflicto, sin espacio para el diálogo y el sentido común, evitando encontrar soluciones a lo básico y sin llegar a acuerdos mínimos que permitan construir un Ecuador de oportunidades. Nuestros jóvenes soñadores deben construir sobre realidades concretas y no a partir de ilusiones rotas.

Dr. Paulo Jordán Morales

Abogado. Dr. Contabilidad y Auditoría. Lic. Ciencias Sociales, Políticas y Económicas.

paulojordan@outlook.es

Fb: Jordán&Asociados