Diálogo entre Gobierno y organizaciones concluye con 218 acuerdos y 79 divergencias

La mesa más conflictiva fue la de derechos laborales, donde hubo casi tres veces más divergencias que acuerdos. Mientras que los temas de educación superior y banca lograron un consenso total. Una vez terminado el proceso de diálogo entre las organizaciones indígenas y el gobierno del presidente Guillermo Lasso, el acuerdo final es crear una nueva mesa, pero de seguimiento. El miércoles 19 de octubre se instalará esta nueva comisión que se encargará de velar porque el Ejecutivo cumpla con los 218 consensos, alcanzados durante los más de 90 días de diálogo con la Conaie, Feine y Fenocin.

El Gobierno y las organizaciones indígenas alcanzaron 218 acuerdos. En la mesa de subsidios a los combustibles se acordó: Mantener el subsidio y prohibir la liberalización del precio de los combustibles; Criterios de exclusión del subsidio para el segmento automotriz, en función de variables; El Estado garantizará la provisión de los combustibles actuales, hasta que exista soberanía energética.

En banca pública y privada los convenios fueron Reestructuración y refinanciamiento de microcréditos, créditos productivos, PYMES y educativos; Condonación de créditos de hasta USD 3.000 y de hasta USD 10.000 para crédito productivo y microcrédito y USD 200 millones adicionales para Crédito de las Oportunidades (hasta USD 5.000, al 1% de interés y 30 años plazo).

En Fomento Público público se estableció la Construcción y ejecución del Programa Nacional para Agricultura Familiar Campesina; Se promoverá la creación del Plan Nacional de vialidad rural, Agricultura entregará información de vialidad rural; Levantamiento de precios referenciales al productor y canales de comercialización.

En la mesa de Derechos laborales se acordó las sistencias técnicas por parte del Ministerio de Trabajo en la contratación de personal sanitario; comisiones sobre seguimiento a demandas laborales, los derechos en el contexto de la pandemia de covid-19, trámites de registro de directivas y prórroga de los contratos ocasiones de servidores públicos vinculados a este sector por más de 12 meses

Las agrupaciones que lideraron el paro nacional no han descartado futuras movilizaciones, pero estas dependerán del tratamiento que el Gobierno le dé a las decenas de ofrecimientos que se pactaron durante 90 días.

El Ejecutivo declaró al procedimiento como un éxito total e histórico, con la participación de 37 entidades públicas. Y el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, que encaró todo el proceso, dijo que la puerta del Gobierno queda abierta para la lucha social. Mientras que las agrupaciones convocarán a sus bases para presentarles las actas y resoluciones obtenidas y, solo entonces, decidirán cómo proceder.

Los disensos

El saldo negativo suma 79 desacuerdos que, según el Ejecutivo, se dieron frente a las propuestas que resultaban inviables, económicamente o legalmente. En ese caso, las mesas más exitosas serían la de banca pública y privada y la de educación superior, que pudieron encontrar salida a los puntos planteados. Y otras seis mesas tuvieron un máximo de tres disensos. Incluso la de seguridad y justicia, que se esperaba sea una de las más difíciles, tuvo apenas tres puntos de discordia. Y pudo sellar el proceso con 33 acuerdos, aunque nunca contó con la presencia del entonces ministro del Interior, Patricio Carrillo.

Pero, los dirigentes de las organizaciones indígenas han advertido en reiteradas ocasiones que los temas más sensibles quedaron sin respuesta. Uno de los principales es el de la focalización del subsidio a los combustibles. Si bien en la mesa hubo, a última hora, cuatro acuerdos y dos divergencias oficiales, otros cuatro puntos quedaron sin ser tratados: Un mecanismo definitivo de implementación para la focalización; un mecanismo definitivo para contrarrestar el desvío y contrabando de los combustibles; la focalización para el sector del transporte en sus diferentes modalidades, una solución de largo plazo, mediante la sustitución de importación de derivados de los hidrocarburos por producción nacional y el fortalecimiento de Petroecuador.

Y la mesa de energía y recursos naturales tuvo casi tantos acuerdos (10) como desacuerdos (8). Pero, al final, la sorpresa la dio la mesa liderada por el ministro de Trabajo, Patricio Donoso, que cerró a última hora y casi deja el proceso inconcluso. Aunque el Gobierno celebra los 15 puntos en común recogidos en el acta final, hubo 57 disensos y quedaron siete temas pendientes en la materia. (DIARIO CORREO)