Esmeraldas: 200 policías más y grupos tácticos para frenar la ola de violencia

ESMERALDAS.- 200 nuevos policías llegarán a Esmeraldas en los próximos días para precautelar la seguridad de la ciudadanía. 

Así lo anunció el ministro del interior, Juan Zapata, en una visita que realizó a la ciudad verde para participar en el Consejo Provincial de Seguridad.

La reunión, convocada por la Gobernación de Esmeraldas, tuvo como objetivo articular acciones a favor de los ciudadanos, quienes en los últimos días han vivido momentos de angustia y zozobra por la ola de violencia que afecta a la provincia, principalmente al cantón Esmeraldas.

En esta reunión participaron también Tania Obando, gobernadora de la provincia; Lucía Sosa, alcaldesa de Esmeraldas; Fausto Salinas, comandante general de la Policía; Alexander Levoyer, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Esmeraldas; y varios alcaldes y dirigentes gremiales de la provincia.

Según Zapata, en ningún momento la Policía Nacional perdió el control de la ciudad, tras las amenazas de balaceras en unidades educativas y enfrentamientos entre bandas que alarmaron a los esmeraldeños la tarde del miércoles pasado.

“Quiero pedirle a la ciudadanía que no caigamos en este tipo de juegos psicológicos”, solicitó Zapata, quien al mismo tiempo destacó la productividad de la policía: 50.074 operativos, 2.406 detenidos, 618 armas de fuego decomisadas, 1655 armas blancas, 42 bandas desarticuladas y cerca de 6 toneladas decomisadas de sustancias sujetas a fiscalización.

En días pasados, William Calle, comandante de la Policía en Esmeraldas, dijo que en la ciudad hay 1.500 Tiguerones en la cárcel, y entre 3.000 y 4.000 en los barrios. “No es una bandita, nosotros no tenemos el control de la cárcel. Usted puede tener tanques de guerra, 10.000 militares y policías, el problema es adentro”, refirió el oficial tras comentar que hace nueve meses no se ha hecho una requisa.

Zapata anunció la incorporación del general Fausto Buenaño para trabajar en conjunto con Alexander Levoyer en las operaciones que lleva adelante la Fuerza de Tarea Conjunta.

Además, el funcionario anunció el inicio de gestiones con Petroecuador para construir en Esmeraldas un cuartel del Grupo de Operaciones Especiales. “Es fundamental que tengamos grupos tácticos en la ciudad”, justificó Zapata.

Para el ministro el modelo de los UPC en los barrios más peligrosos y violentos está descontinuado, por eso ha establecido un nuevo modelo de “cuarteles intermedios” en lugares de alta peligrosidad con la presencia de entre 200 y 400 uniformados en cada destacamento. 

“Para lugares críticos con alto índice de peligrosidad necesitamos tener más presencia policial. Jamás el mensaje es el de una Policía debilitada, está lista para atender y brindar seguridad a la ciudadanía. Se crearán tres cuarteles intermedios en Río Verde, Quinindé y Esmeraldas”, agregó Zapata.

OTRO SICARIATO 

Mientras el ministro Juan Zapata se dirigía a los medios de comunicación, un nuevo hecho de sicariato se registró en el sur de Esmeraldas, en la calle México, en el sector denominado La Guacharaca. 

Una persona de sexo masculino, cuya identidad ni era confirmada hasta el cierre de esta edición, fue baleada mientras se movilizaba por el sitio. 

La policía halló en la escena del crimen al menos seis vainas percutidas.

El personal de criminalística no pudo realizar el levantamiento del cadáver debido a que los familiares llegaron al lugar, tomaron el cuerpo en peso, lo subieron a una camioneta y se lo llevaron a su casa. 

Con este caso ya suman 423 muertes violentas en Esmeraldas en lo que va del año. (DIARIO CORREO)