Ecuador mejora su gasolina de calidad e inicia la venta de la Súper Premium’95

El Gobierno de Ecuador puso este miércoles a la venta la gasolina Súper Premium’95, con una calidad mejorada de la Súper’92, a la que sustituirá, y cuyo precio estará liberado y fijado cada mes con relación a la cotización internacional del crudo.

No obstante, el precio de la nueva gasolina será igual a la Súper’92, 4,27 dólares por galón (3,78 litros), como oferta de introducción en el mercado.

La gasolina Súper Premium de 95 octanos tiene menos de 200 partes por millón de contenido de azufre y otras especificaciones técnicas establecidas en las normas de calidad, por lo que se considera como la mejor opción en torno al cuidado del medioambiente.

Esta gasolina se abastecerá para el consumo interno a través de importaciones, ya que el país no produce en sus refinerías un combustible de estas especificaciones, precisó Petroecuador en un informe.

Con la puesta a la venta de la nueva gasolina, Ecuador podrá importar vehículos con mejores características técnicas y se renovará el parque automotor, lo que ayudará a dinamizar la economía nacional, agregó la petrolera estatal.

El lanzamiento de la nueva gasolina se realizó en una ceremonia efectuada en una estación de servicio de la empresa estatal Petroecuador en Quito.

Se prevé que la nueva bencina de 95 octanos ocupe el mismo rango de mercado que la Súper’92, lo que supone una penetración marginal del 4 %, ya que, según ciertos analistas, es utilizado por un segmento de la población con altos ingresos.

En Ecuador se produce también la gasolina Extra o regular, de 85 octanos, que tiene un precio de 2,4 dólares por galón, al igual que la Ecopaís (que contiene etanol), que son las de mayor consumo.

También se dispone de la Eco-Plus, de 89 octanos, con un precio de 3,36 dólares por galón, y el diesel, de 1,75 dólares por galón.

La Extra y la Ecopaís, así como el diesel, tienen un valor fijo debido a que a ello se comprometió el Gobierno tras las duras protestas de indígenas y sindicatos de noviembre pasado cuando reclamaron por el alto costo de la vida y la subida permanente de los precios de los carburantes.

El precio de las demás gasolinas se fijan cada mes con base en cálculos que consideran como base el precio del petróleo en los mercados internacionales.

Ecuador, pese a ser exportador de crudo, es deficitario en la producción de derivados, por lo que se ve obligado a adquirir carburantes para cubrir el consumo interno.

La producción petrolera de Ecuador alcanza los 500 mil barriles diarios, un 75 % de los cuales se destina a la exportación y el resto se procesa en las refinerías que dispone Petroecuador para el consumo interno. (EL DIARIO)