Asesinatos de cinco servidores policiales de la Zona 8 enluta a la institución guardiana del orden y la paz

El comandante de la Zona 8 de Policía, Gral. Víctor Zarate Pérez, en su discurso para despedir a los servidores policiales, que arribaron a Guayaquil, para reforzar las operaciones por la final única de la Copa Libertadores de América, les agradeció por los servicios prestados, los cuales precisó, contribuyeron para el éxito alcanzado gracias a la predisposición y la voluntad de hacer bien las cosas.

Indicó que, al terminar el vento internacional, que ha recibido los mejores comentarios, hoy la policía se encuentra unida en el dolor y terrible angustia, por la partida de cinco servidores policiales, que perecieron asesinados a manos de la delincuencia organizada, la madrugada y en horas de la tarde del martes 1 de noviembre, en las ciudades de Guayaquil y Durán.

A los familiares de nuestros héroes policiales que cayeron en el fiel cumplimiento de su misión, sargento segundo Hugo Vicente Dávila Neira, cabos segundos, Jimmy Roberth Sarango Ágreda, Marlon Alberto Iza Palma, Félix Eduardo Contreras Montoya y policía nacional Rommel Stalin Chunata Martínez, les expresamos nuestra solidaridad y más sentidas condolencias.

“Lastimosamente en esta guerra desigual fueron victimados por el crimen organizado de la manera más vil y cobarde en el cumplimiento de su sagrada misión que juraron ante Dios y la Patria, garantizar la seguridad ciudadana y el orden público, indicó el Gral. Víctor Zárate Pérez, al tiempo de agregar que por este nefasto hecho se encuentran dolidos los 51.000 policías que conforman la institución policial.

“Su partida, nos duele, pero hoy es el momento compañeros, de los que estamos aquí presentes, en memoria de ellos, por ellos, por nuestros hijos, por el Ecuador, por nuestras familias, por lo que hemos vivido, no podemos perder la guerra, no podemos claudicar, no podemos ni debemos retroceder, y al margen del miedo y temor que podamos sentir, vamos a cambiar el modelo de gestión”, precisó el Gral. Zárate Pérez.

Dejó entrever que, dentro de los cambios que se darían de inmediato, sería primero garantizar la vida del servidor policial, para poder garantizar la seguridad de los ciudadanos de bien, que son la mayoría de los ecuatorianos, (Oswaldo Trujillo / Sgos. Darwin Verdezoto / DNCOE).