Comerciantes toman medidas por inseguridad y piden más atención por parte de autoridades

MACHALA.- En el casco central de Machala, los comerciantes se sienten afectados por la ola de inseguridad y violencia que se vive en el país que, a pesar de no vivir lo de las provincias de Esmeraldas y Guayas, temen ir por el mismo camino.

Ante los últimos acontecimientos en el país, la alerta e intranquilidad por parte de la ciudadanía aumenta, tal es el caso de los comerciantes que diariamente deben salir de sus hogares con la esperanza de regresar sanos y salvos.

REACCIONES

Rafael Herrera, quien tiene un local de ropa, ubicado Boyacá y Juan Montalvo manifiesta que “en todo el país todos estamos inseguros, pero esto sucede desde arriba la falta de liderazgo y las autoridades que se encargan de la seguridad, desde ahí viene todo mal”.

“Nos sentimos afectados porque la gente no sale a comprar por el miedo, por el terror, nos han bajado las ventas”, lamentó.

En cuanto a realizar alguna petición a las autoridades dijo que están abandonados y que cada quien está por su lado realizando campaña y dejando en segundo plano el bienestar del pueblo.

“Lo único que estamos tomando nuestras precauciones cerrando más temprano, antes lo hacíamos 19:30 o 20:00 ahora antes de que se vaya la claridad del día”, indicó.

Michael Palomino, quien atiende en una despensa, en las calles Juan Montalvo entre Pasaje y Olmedo, a su criterio no hay suficientes policías para el control antidelincuencial, que a pesar de que todo esté tranquilo, al momento, no estaría de más aumentar el resguardo.

Un comerciante informal, que decidió mantener su identidad en el anonimato, señaló que se siente preocupado. “Da miedo ahora, cuantos muertos, heridos que se escucha a diario, ni siquiera se puede conversar con tranquilidad, uno se pone nervioso cuando pasan las motos”.

“Está malo el negocio realmente no se vende nada, estamos en crisis económica, no sé a dónde iremos a parar, ya aquí estoy sufriendo, tengo tres hijos, pago arriendo, mi pareja también trabaja y estamos desesperados”, lamentó el vendedor de artículos de cocina que estaba en la esquina de las calles Olmedo y 9 de Mayo.

En un local donde se encontraban dos señoritas atendiendo, una de ellas, manifestó que sí es necesario más seguridad, que aún no les ha pasado nada, pero que no deben esperar que así sea para recién tomar acciones.

“Tenemos cámaras y todo, pero cualquier cosa puede pasar, aquí solo trabajamos mujeres”, dijo Sheyla Uquillas, quien atiende en una boutique de las calles Páez, entre Pasaje y Boyacá.

Rafael Herrera:

“Deben cambiar todo, desde las leyes, se debe ir el presidente porque la delincuencia está de mal en peor, en Esmeralda y Guayas es peor, pero poco a poco está avanzando a todo el Ecuador, secuestro, violencia de todo”.

Michael Palomino:

“Hasta el momento todo tranquilo, sin embargo, sí podrían poner más seguridad, más policías, si ha visto menos personas en el centro, al menos nosotros las ventas se han mantenido, pero si estaría bien más efectivos policiales”.

Sheyla Uquillas:

“Los policías a veces están, algunos días están haciendo controles, pero otros no, hay policías municipales, pero quizás no son lo suficiente para cubrir toda la zona comercial, si necesitamos más vigilancia, más que todo porque aquí atendemos mujeres”. (MARIA JOSE ALBA – DIARIO CORREO)