El temor gana terreno en Puerto Bolívar, mientras avanza la inseguridad: “Si uno dice algo, por ahí mismo lo desaparecen”

“No le podría decir sobre las extorsiones en Puerto Bolívar porque, si uno comenta, no tiene la garantía de seguir viviendo”, dijo don Gerardo Ramírez, él es un prestador turístico y trabaja en la Cooperativa Rafael Morán Valverde, en el muelle de cabotaje. El miedo está latente en los ciudadanos de Puerto Bolívar.

Don Gerardo vive del turismo, sin embargo, en este último feriado lo tachó como muy malo, puesto que, debido a los actos delictivos en el país, hubo temor en los ciudadanos, lo cual, a su criterio, influyó en la poca afluencia de visitantes.

“Las embarcaciones no han salido al balneario de Jambelí, es por lo que todo sabemos, la delincuencia que se ha incrementado en el país da paso a que las familias no tengan confianza de salir de sus hogares”, lamentó.

Los comerciantes también son afectados por estos ´factores`, dijo don Claudio Ñandú, quien vende artesanías en el mismo muelle.

Quedó desilusionado del feriado porque no hubo ´nada` y recordó que hace poco ese muelle fue escenario de una muerte violenta, donde un pescador que salía del lugar fue atacado y a la siguiente semana, otro ciudadano que estaba retirando dinero en un cajero automático, sin tiempo a reaccionar, fue acribillado por dos sujetos en una moto, quienes se estacionaron frente a él y uno de ellos le comenzó a disparar; murió al ser trasladado a una casa de salud.

Pero, esa no es la única historia que relata con preocupación y quizás con un poco de resignación. “Anteriormente hubo un secuestro de una embarcación que hace turismo a la isla, les robaron a todos y en pleno feriado”, detalló.

TERROR

El terror es notorio, al ver las cámaras y micrófono, las personas que estaban afuera de los locales haciendo limpieza, se adentraban, no permitían un acercamiento, para ellos el silencio es su lugar seguro. En una zona donde se supone que es para el esparcimiento familiar ha sido manchado de sangre.

Los pocos que se atrevieron a dialogar con este Diario; no quisieron profundizar al preguntarles sobre las famosas ‘vacunas` o extorsiones. Titubean o tratan de evadir el tema, o simplemente no responden, otros, lo niegan.

“Eso de la vacuna es algo que se está generalizando en todo el país, no se sabe cuándo se frene, estamos de mal en peor”, dijo Ramírez.

“Estamos amenazados, sí, las famosas vacunas no han llegado, esperemos que no se dé aquí”, manifestó de su parte Ñandú.

Wilson Castillo, propietario de una picantería, en cambio, dijo que sí ha existido extorsión en algunos negocios, al punto de hostigarlos. “Este tipo de gente, delincuentes o mafias, están confundidos, piensan que como tal persona tiene un negocio, casa o un carro tiene dinero y no es así, aquí en el Puerto no hay riqueza, hay emprendimientos la gente vive del día a día”.

“He escuchado de las vacunas, que hay algunos sectores que están siendo presionados, no podría decirle con exactitud, pero no estamos incluidos en eso”, declaró por su parte, Eduardo Muñoz, propietario de un restaurante.

CIFRAS

Por el temor en Puerto Bolívar, los habitantes evitan hablar de extorsiones, no obstante, las cifras de muertes violentas han aumentado. En el año 2021, en el rango de enero a noviembre en los cuatro circuitos las muertes fueron: 7 decesos en Wilson Franco, Simón Bolívar 5, Puerto Bolívar 4 y en Jambelí Centro 4, para un total de 20 muertes violentas en la parroquia.

En 2022 la cifra se duplica a 46 muertes. En Wilson Franco 4 muertes, Jambelí Centro 6, Simón Bolívar aumentó a 15 muertes y el circuito de Puerto Bolívar lidera con 21 muertes.

En el cantón Machala, en total van 108 muertes violentas de las cuales 46 son de Puerto Bolívar, lo que representa el 42,59% de esa cifra.

Los principales problemas de Puerto Bolívar, según datos de la policía son: incremento del consumo de drogas a raíz del exceso de oferta en las calles, incremento de delitos conexos y niveles de violencia criminal por la lucha de poder, territorio y el microtráfico.

Mientras que en el puerto marítimo y en altamar, los problemas detectados por los agentes del orden son: pugna de poderes por el control del espacio acuático, para el tráfico de drogas, contaminación de contenedores en los embarques de carga del puerto marítimo, robo a pescadores industriales artesanales, y camaroneros en alta mar, contratación de ecuatorianos sin verificación de antecedentes y de extranjeros sin estatus migratorio regularizado; falta de contratación de empresas de seguridad legales; organizaciones criminales compuestas por locales y extranjeros, que operan en el robo a plantas de beneficio, extorsiones, etc.

CONTROLES

De acuerdo con la gobernación, articula con la Policía Nacional y al ser una zona costera, también ejecutan acciones conjuntas con la Capitanía de Puerto de Puerto Bolívar, Subcomando de Guardacostas Sur e Infantería de Marina, por lo cual se pretende dar cobertura en la zona, en el marco de las competencias de cada institución.

El Sgto. Edison Villamar, del Batallón de Infantería Marina Jambelí, indicó que están realizando guardianía. “Como está la situación del país, se ha estado reforzando más las patrullas, no hemos tenido inconvenientes”, en total son 56 marinos los que resguardan Puerto Bolívar y son divididos en dos grupos.

Criterios

Gerardo Ramírez

“Es algo de que sí uno habla se pone en compromiso porque aquí en Puerto Bolívar todos se conocen y si uno dice una cosa dice otra por ahí mismo la desaparecen y es la realidad no solo aquí sino en diferentes lugares”.

Claudio Ñandú

“A partir de las 18:00 esto es como un pueblo fantasma, ya no hay nada, la gente se queda guardada en su casa, por seguridad para tratar de salvaguardarse, no hay nada y es por el temor que todos tienen, por eso todo va malo”.

Wilson Castillo

“Las noticias hablan por sí solas, a donde asesinan, a donde matan, que va a ver, hasta por redes sociales, cometarios anticipados, la gente vive en esa zozobra, se preocupa, no ha habido comercio, la delincuencia está causando un terrible daño”.

Eduardo Muñoz

“Hay un alto índice de delincuencia generado por algunos factores y hay mucha gente que prefiere no hace comentarios al respecto, pero si nos sentimos afectados todos quienes realizamos una actividad económica”. (DIARIO CORREO)