Esto es lo que se sabe sobre el asesinato de dos mujeres en un restaurante de Manta

Dos mujeres que estaban en un restaurante, en el sector Barbasquillo, de Manta, fueron asesinadas con fusil.

Una de las víctimas intentó correr, pero las balas la alcanzaron y cayó a un risco.

El hecho sucedió a las 15h30 de este martes 15 de noviembre del 2022, en un restaurante ubicado a la orilla de la playa, en Barbasquillo.

Las asesinadas fueron identificadas como Angélica María Mero Mero (42) y Karla Tamara Romero Holguín (33).

Estaban esperando que les sirvieran su orden cuando entraron a matarlas, informó la Policía.

Eran dos los sicarios que se bajaron de un auto. Entraron corriendo mientras disparaban.

Karla Romero alcanzó a correr en medio de la balacera con dirección a la playa y cayó a un risco de aproximadamente 10 metros.

Uno de los sicarios le disparó desde un balcón del restaurante.

El cadáver de la mujer, que tenía puesto un traje de baño con un pareo, quedó tendido sobre una roca.

El cuerpo de Angélica Mero quedó a un costado de una mesa del restaurante.

Una vez cometido el asesinato, los sicarios salieron corriendo y se subieron a un auto, donde sus cómplices los esperaban.

El carro permaneció en la puerta del restaurante con el motor encendido, mientras se perpetraba el doble crimen.

El restaurante está ubicado en la calle posterior del centro comercial La Cuadra, por eso las personas que estaban en este último lugar escucharon la balacera.

Algunos de ellos llamaron a Emergencias.

Paramédicos del Cuerpo de Bomberos de Manta confirmaron el fallecimiento de las dos mujeres.

Dificultad

Xavier Briones, jefe del Cuerpo de Bomberos, manifestó que debido a que uno de los cuerpos estaba en un acantilado fue necesario usar una escalera, cuerdas y una camilla para subirlo al restaurante.

“Debimos desplazar aproximadamente a 32 bomberos para esta operación”, dijo.

La fiscal Alexandra Bravo manifestó que las mujeres asesinadas no tenían antecedentes policiales.

Además, confirmó que los sicarios usaron fusiles.

Esto lo saben porque en la escena del crimen agentes de Criminalística recogieron varios casquillos de este tipo de armas.

Bravo manifestó que las primeras investigaciones se centran en conocer si las víctimas habrían recibido amenazas. También se obtuvieron los vídeos de las cámaras de seguridad del local. (EL DIARIO)