LA TRI

Catar, oficialmente llamado Estado de Qatar, es un estado soberano árabe que está ubicado en el oeste de Asia y ocupa la pequeña península de Catar en el este de la península arábiga. Fue fundado el 3 de septiembre de 1971, una vez terminado el protectorado británico, se constituyó en una monarquía absoluta, gobernado por la familia Al Thani.

Su economía depende del petróleo y se constituye en la tercera reserva mundial de gas natural. Es el país con la mayor renta per cápita del mundo: $61.276 al año 2021, esto le ha llevado a alcanzar el segundo índice de desarrollo humano más alto del mundo árabe.

Se ha dado inicio al mundial de Catar 2022. Es una ratificación de que el fútbol es un deporte que arrasa con multitudes, que su magia nos hace olvidar -al menos por algunos días- los problemas cotidianos y los graves momentos que atraviesa la humanidad como son: la pandemia del COVID -19, la invasión de Rusia a Ucrania, la amenaza de una guerra nuclear, el cambio climático, la contaminación ambiental, entre otros.

El equipo de todos, “LA TRI”, ha jugado el cotejo inaugural y, pese al poco optimismo que teníamos, demostró su mejor juego, lo que nos hace soñar con la posibilidad de avanzar a la siguiente etapa y que nuestros jugadores alcancen la gloria. Ecuador es un equipo de futbol bien trabajado. Aunque sin grandes estrellas, es una agrupación joven, en la que todos han entendido que su aporte disciplinado, hábil, ordenado, honesto, permitirá alcanzar sus objetivos. El mundial es una vitrina a través de la cual el exitoso desempeño de los jugadores los llevará su mayor cotización y como consecuencia a jugar en las mejores ligas del fútbol mundial, muy bien remunerados.

El fútbol nos hace soñar en la unidad, en el progreso, en competir entre los grandes para algún día ser mejores. Traslademos esta magia a las actividades cotidianas del país. Dejemos a un lado la mediocridad, exijamos mejorar la credibilidad en nuestra clase política, en nuestras instituciones y autoridades. Hoy más que nunca nuestro Ecuador se juega el partido más complejo de su historia ante rivales gigantes como el desempleo, la violencia, la inseguridad, el narcotráfico, la pobreza y la corrupción. Necesitamos enfrentar este desafío con los mejores jugadores, aquellos que “se pongan la camiseta”, que amen nuestro lindo Ecuador y que quieran sacar a los ecuatorianos de la postración en la que nos mantiene esta inmoral forma de hacer política y de gobernar. Que “LA TRI” sea una de las mejores motivaciones.

Por: Dr. Paulo Jordán