Ecuador abre venta de bases para licitación de operación de Refinería de Esmeraldas

ESMERALDAS.- El interés real que tienen las empresas para manejar la Refinería de Esmeraldas y modernizarla financiando el 100 % se empezará a conocer desde este 22 de noviembre de 2022 que se abre la venta de las bases para este concurso internacional del proyecto de gestión conjunta para la modernización, ampliación y operación integral de esta planta y la implementación del proceso de alta conversión.

Se parte de 17 empresas interesadas, que ahora podrán adquirir las bases, modelo contractual y Data Room, que cuestan $ 75.000 y firmar el acuerdo de confidencialidad, para luego presentar su oferta para esta refinería que tiene más de 46 años.

El Ministerio de Energía y Minas resalta que este proceso no significa una concesión ni que la propiedad de la refinería pasará a manos privadas, pues se mantendrá en poder del Estado. Que la inversión será a cuenta y riesgo exclusivo de la contratista.

Para el ministro Fernando Santos, es un primer paso en un largo proceso y aunque reconoce que es difícil en estos momentos lanzarlo, con escenarios cambiantes por la pandemia, la inflación mundial, el flujo restringido de capital, espera que culmine con éxito pues esta inversión se estima que sobrepasará los $ 2.000 millones, mucho más que el OCP y “sería una contribución extraordinaria a su economía”, sobre todo para Esmeraldas, “una provincia azotada por el crimen, el narcotráfico, la pobreza, la escasez de servicio, y va a ser un gran beneficio”.

También considera que “es la rectificación de un monumental error histórico” de haber gastado “en el gobierno del 2007 al 2017 (de Rafael Correa) la astronómica cifra de $ 3.700 millones (sin) lograr incrementar la capacidad de refinación local en un barril. Ese dinero se ha esfumado en corrupción, mala planificación y peor ejecución. $ 1.500 millones botados en un terreno baldío que alguien llamó Refinería del Pacífico, $ 2.200 millones lanzados a la basura en una repotenciación fallida de la Refinería de Esmeraldas”.

El gerente general de Petroecuador, Hugo Aguiar, explicó que con el proceso de alta conversión se elevará la producción y la calidad a euro 5. “Es importante porque nosotros como país estamos importando casi $ 6.000 millones y esta alta conversión nos permitirá reducir un costo de $ 600 millones a $ 800 millones de ahorro para el Estado”. Ese ahorro se conseguirá al dejar de importar 47.000 barriles de combustible (gasolina y diésel).

Explicó que el modelo de gestión tiene tres etapas. La primera en la que se entregarán los estudios técnicos y para ello la contratista tendrá hasta doce meses. La segunda comprende los estudios definitivos y tendrá una duración máxima de 36 meses y la tercera es la operación y mantenimiento que se inicia con el permiso de operación, una vez que se hayan negociado las tarifas por barril procesado tanto de la parte rehabilitada como del tren de alta conversión. El contrato de gestión conjunta está previsto por 25 años.

Con el inicio de la venta de las bases avanza un cronograma que durará siete meses hasta la firma del contrato con la empresa ganadora, lo que está previsto para el 19 de junio de 2023.

CRONOGRAMA

Del 22 de noviembre de 2022 al 6 de enero de 2023: Venta de bases y promoción nacional e internacional.

Del 9 al 16 de enero de 2023: Visitas técnicas a la Refinería de Esmeraldas.

Del 17 al 31 de enero de 2023: Consultas, respuestas y aclaraciones.

1 de febrero de 2023: Presentación de ofertas y apertura del sobre 1.

Del 2 al 16 de febrero de 2023: Calificación de ofertas técnicas (sobre 1).

17 de febrero de 2023: Apertura de ofertas económicas (sobre 2).

Del 20 de febrero al 31 de marzo de 2023: Evaluación de las ofertas económicas.

Del 3 al 7 de abril de 2023: Informe final de la Comisión Técnica.

Del 10 al 12 de abril de 2023: Resolución y publicación de la adjudicación.

Del 13 de abril al 1 de junio de 2023: Etapa de negociación.

Del 2 al 16 de junio de 2023: Constitución de la contratista.

19 de junio de 2023: Firma del contrato de gestión conjunta.

La calificación de ofertas se hará bajo cuatro parámetros en los que más peso tendrán el rendimiento ofertado (40 % ponderado) y la tarifa de refinación (36 %), seguido del cronograma de ejecución del proyecto (14 %) y de la complejidad y tecnología de las unidades propuestas (10 %).

Las autoridades indicaron que las tarifas se negociarán con la certeza de los estudios definitivos y que en las bases del concurso está la estructuración financiera, que es la base de la futura negociación de la tarifa para barril procesado.

Se contemplan tres tipos de garantías. Una de seriedad de oferta y de presentación de estudios técnicos definitivos a favor del Ministerio de Energía y Minas y de Petroecuador de $ 10 millones. Dentro de los 30 días posteriores a la fecha de otorgamiento del permiso inicial de operación la contratista deberá entregar una garantía por un valor de $ 50 millones para asegurar el cumplimiento de pagar a ambas instituciones las indemnizaciones por responsabilidad ambiental. Además de una garantía de operación de $ 120 millones antes del permiso de operación inicial, para con ello asegurar el cumplimiento de operar la refinería según los términos y condiciones establecidos en el contrato de gestión conjunta. (DIARIO CORREO)