Compañeros de secundaria abusan de adolescente en Azcapotzalco

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 30 (EL UNIVERSAL).- Padres de una estudiante de secundaria, de 13 años de edad, protestaron este martes afuera de la escuela secundaria diurna número 67, «John F. Kennedy», ubicada en la calle Francia de la colonia Petrolera en las inmediaciones de la alcaldía Azcapotzalco para exigir que dos estudiantes sean detenidos y consignados a las autoridades, pues aseguran que dentro del plantel educativo, abusaron sexualmente de la menor.

A decir de los familiares, la tragedia ocurrió hace más de tres meses, tiempo en el cual la salud mental y física de la agredida se ha visto afectada, mientras que los agresores dijeron, siguen en los salones de clase como si nada, acusando también negligencia de los directivos del plantel educativo, quienes explicaron los afectados, a sabiendas de la situación, no han hecho nada en contra de los presuntos violadores.

Estela Herrera, mamá de la chica afectada explicó que hay dos denuncias penales contra los dos agresores y contra los directivos de la escuela, pero ninguna ha prosperado, “uno de ellos la tomó por la fuerza durante la hora de receso cuando no había ningún maestro, ningún personal docente presente, la sujetó por la fuerza y le hace tocamientos de forma lasciva y el otro, presencia todo, mi hija le pide auxilio y no hace nada”, detalló la mamá de la estudiante.

La madre afectada dijo que una vez que las autoridades educativas reconocieron el problema, decidieron cambiar de plantel educativo a los presuntos violadores como parte de la solución del problema, “Eso no es una solución, no es nada porque no sabemos qué problemas tienen desde casa y no sabemos si lo vuelvan a repetir, no quiero que otra familia, otra madre y otra joven, pase por eso mismo”, apuntó la desesperada madre.

Según el expediente del caso, el incidente ocurrió el 9 de septiembre pasado y más que sancionar el hecho delictivo, los estudiantes recibieron la instrucción de no decir nada de lo que pase dentro de la escuela, aseguró Estela Herrera.

La adolescente dejó de asistir a la secundaria y sus padres han ingresado quejas a la Secretaría de Educación Pública y nada ha sucedido hasta el momento, por tal motivo se plantaron en el plantel escolar.

Fuente: Yahoo