Disparo en la cabeza lo terminó matando

PASAJE.- Tras seis días de agonía, el ciudadano de nacionalidad venezolana Miguel Ángel Linares Linares, de 30 años, murió en el hospital San Vicente de Paúl.

Testigos indicaron que eran cerca de las 21:55 del jueves 24 de noviembre cuando tres extranjeros conversaban en las calles Juan Montalvo e Independencia, antiguo mercado de Pasaje.

Ellos estaban en el bordillo cuando hasta el lugar arribó un carro en el que se movilizaban sujetos armados, que dispararon contra los ciudadanos.

Las balas alcanzaron a los tres. Linares terminó con un orificio en la cabeza y en un principio se alertó que estaba sin vida, pues también perdió masa encefálica, pero al tener signos vitales lo llevaron al hospital San Vicente de Paúl. Johan Rosales con una herida en el abdomen. Los dos fueron transferidos en una ambulancia hasta una casa de salud.

Mientras que otro de los extranjeros resultó con una herida de proyectil en la pierna y aunque estaba fuera de peligro, en el balde de una camioneta fue llevado al hospital.

Se conoció que uno de los heridos se dedicaría al consumo de sustancias sujetas a fiscalización y esta sería la causa del ataque.

Durante este tiempo, Linares estuvo en el hospital de Pasaje, pero cerca de las 14:00 de este miércoles se confirmó que falleció debido a que la bala causó daño en el cerebro.

Los familiares se encargaron de realizar los trámites para que se realice el levantamiento del cadáver, pues se trató de una muerte violenta. (DIARIO CORREO)