Se prevé incremento de mendicidad por las festividades de Navidad y fin de año

Ante la cercanía de las festividades de Navidad y fin de año, en varios sectores de Machala se nota un incremento de personas que solicitan ayuda económica a los transeúntes o aprovechan las paradas de vehículos en los semáforos para pedir apoyo.

A lo largo de la avenida 25 de Junio, arteria principal de la capital orense, desde el ingreso a la terminal terrestre hasta el estadio 9 de Mayo, se cuentan por docenas a los que a cambio de limpiar parabrisas, vender chucherías o simplemente rogar, esperan unas monedas a cambio.

La situación no es nueva y no es un secreto la presencia de ellos, no solo en la calle nombrada; también rondan otras vías; especialmente en donde se localizan las gasolineras, restaurantes, mercados, paraderos de buses, mercados, comisariatos y centros comerciales.

Particularidades

Hay quienes opinan que no debiera permitirse este tipo de actividad; otros comentan que tienen derecho a ganarse la vida de alguna forma; y unos más, están en contra de que se utilice a menores de edad para mendigar.

Los organismos de los gobiernos nacional, provincial y municipal, no cuentan con un registro exacto de cuánta gente vive de la caridad porque se trata de un colectivo flotante, que tiende a disminuir o a acrecentarse, dependiendo de las circunstancias.

Si bien la mayoría son ciudadanos de otras nacionalidades, también hay connacionales. Los primeros pertenecen a grupos que están en tránsito hacia otros países o bien se desplazan hacia otros cantones y provincias del país.

COIP

En el Artículo 108 del Código Orgánico Integral Penal, COIP, se lee: “Empleo de personas para mendicidad.- La persona que facilite, colabore, promueva o se beneficie al someter a mendicidad a otra persona, será sancionada con pena privativa de libertad de diez a trece años”.

Justamente, para salvaguardar a los menores de edad de la explotación por medio del trabajo y de la mendicidad, el Ministerio de Inclusión Económica y Social, MIES, tiene activado un trabajo interinstitucional en la prevención, atención y protección para el citado fin.

Con atención

En la página electrónica, info.inclusion.gob.ec/ , el MIES ofrece al público información variada acerca de los servicios que proporciona esa Secretaría de Estado y en el apartado de estadísticas sobre movilidad humana, se encuentran las cantidades de casos que se atienden en cada distrito por zona.

Según estos informes, el Distrito Machala, que comprende Machala, Pasaje, Chilla y El Guabo, entre enero y octubre de 2022 tien a cargo a 611 personas que están en la categoría de movilidad humana; mientras que el Distrito Piñas, que abarca a Piñas, Portovelo, Atahualpa, Zaruma, Balsas, Marcabelí, Las Lajas, Arenillas, Santa Rosa y Huaquillas, atiende a 500 personas.

Las cifras anteriores pueden variar entre noviembre y diciembre, meses en los que se detecta mayor cantidad de personas que practican la mendicidad, incluyendo menores en esta forma de labor.

Campaña

En ese sentido, el MIES anunció que para el miércoles 7 y el jueves 8 de diciembre se realizará el lanzamiento de la campaña “Solidaridad sin Mendicidad”; tanto en Machala como en Huaquillas, respectivamente.

El 8 de noviembre anterior, el Gobierno Nacional activó la Mesa Nacional para Prevenir la Mendicidad y Trabajo Infantil, en corresponsabilidad con varias instituciones del Estado, ONG y Gobiernos Autónomos Descentralizados e instituciones de la sociedad civil.

Se establecieron durante esa sesión de trabajo, se establecieron acciones para sensibilizar y prevenir la referida situación; además, se trabajará conjuntamente en la recepción y distribución de donaciones ciudadanas voluntarias como ropa, alimentos no perecibles, juguetes y confites en varios puntos seguros habilitados en toda la república.

Compromisos

Los compromisos alcanzados fueron: Socializar la campaña 2022 de Solidaridad sin Mendicidad para sensibilización y contención; difusión de material educomunicacional de la campaña, por medio de los canales de contacto ciudadano de cada entidad, y activar los servicios, según sus competencias, para atender en cada localidad a la población objetivo.

De acuerdo con las cifras oficiales, el MIES, con un presupuesto superior a USD 9,2 millones, atiende a 11.960 beneficiarios y se ha logrado que 11.769 niños, niñas, adolescentes sean desvinculados de esta actividad; de igual forma, con los servicios de Erradicación de la Mendicidad y una inversión de USD 3 millones se atiende a 2.480 beneficiarios y 1.732 niños, niñas, adolescentes, adultos mayores y personas con discapacidad fueron deslindadas de esta condición. (JOSE AVECILLAS – DIARIO CORREO)