La Policía Nacional brinda medidas de seguridad para la manipulación de explosivos pirotécnicos

Durante la mañana del viernes 9 de diciembre de 2022, servidores policiales de la Escuadra de Explosivos – GIR, realizaron una demostración acerca de los daños por la manipulación de artefactos tipo juegos pirotécnicos.

Diciembre se considera un mes atípico por el movimiento económico, actividades festivas en instituciones, plazas turísticas y hogares, es por ello que, la unidad especializada en explosivos, informa las consecuencias de la mala manipulación de estos artefactos.

La Policía Nacional desde el 2005, desarrolla actividades de prevención, con la finalidad de alertar accidentes por el inadecuado uso de pirotecnia.

En este contexto, el capitán Javier Toapanta, Técnico de Explosivos del Área de Rescate – GIR, señaló: Estos materiales son conocidos y utilizados porque tienen efectos visuales, sonoros y fumígenos con una finalidad lúdica y de espectáculo.

Entre su clasificación se encuentran los más comercializados: camaretas, silbadores, voladores, diablillos, castillos, petardos, sonajeros, entre otros.

La mala utilización de material explosivo puede dejar consecuencias irreparables, en los ojos, brazos y manos, ya que estos, órganos son afectados por el calor, fuego, chispas o explosión.

Frecuentemente se ocasionan lesiones en los órganos genitales cuando las personas llevan petardos en el bolsillo del pantalón y esto se activan con el calor corporal. Encender un pirotécnico puede lastimar, incluso podría perder sus extremidades por el impacto de la pólvora.

En ciertas ocasiones y según las heridas producidas, se puede perder la vida por el uso de este tipo de material.

Además, el almacenamiento de material pirotécnico puede causar incendios.

En el marco jurídico, según el artículo 25 de la Ley de Defensa Contra Incendios, se sanciona con multas de 1 a 2 salarios mínimos vitales y prisión de seis a 15 días a quienes se encuentre reventando petardos, sin permiso.

De igual forma, la Ley de Fabricación, Importación, Exportación, Comercialización, y Tenencia de Armas, Municiones, Explosivos y Accesorios, en su artículo 31, establece prisión de tres a seis años y multas de 1.000 a 5.000 dólares por el mal uso y venta ilegal.

Para finalizar, el capitán Toapanta, enfatizó «los materiales explosivos tipo pirotécnicos no son juego de niños, no exponga a sus hijos».

Las 52 mil damas y caballeros de la paz, trabajan de forma articulada con la finalidad de servir y protejer a los ecuatorianos en todo el territorio nacional. Dircom.