Sentenciado a 17 años por homicidio agravado

Quito (Pichincha), 09 de diciembre de 2022.- Luego de analizar las pruebas presentadas por Fiscalía, un Tribunal de Garantías Penales de Pichincha dictó sentencia condenatoria de diecisiete años y cuatro meses de pena privativa de libertad, en contra de Robinson P., quien fue declarado culpable del delito de homicidio.

Además, deberá pagar una multa de 60 salarios básicos unificados y una reparación integral de 10.000 dólares a favor de los familiares de la víctima.

El hecho investigado se produjo la madrugada del 23 de noviembre de 2017, en el sur de Quito, sector de Guamaní.
El agredido y Robinson P. –quienes eran amigos– se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas en el departamento del ahora sentenciado. Tras una discusión, el agresor le propinó 40 heridas con un cuchillo, entre el cuello, el tórax, y otras partes del cuerpo.

La víctima vivía cerca del domicilio de su pareja, quien al percatarse que no llegó esa noche, lo llamó por reiteradas ocasiones a su celular y luego de la insistencia quien contestó fue Robinson P. En dicha conversación le contó del cometimiento del crimen y le dijo el lugar en donde se produjo la agresión. La mujer alertó a la Policía del suceso.

En la audiencia de juicio, la fiscal del caso, Elba Garzón, demostró la responsabilidad del procesado mediante la presentación de los siguientes testimonios: de los agentes policiales que acudieron al lugar donde se cometió el delito, de la pareja de la víctima y los peritos que elaboraron los informes médico legal, análisis telefónico, valoración psicológica del procesado, entre otros.

Además, Fiscalía demostró la materialidad del delito mediante las pericias de genética forense, la inspección ocular técnica y el reconocimiento del lugar de los hechos, entre otras. La autopsia médico-legal fue fundamental ya que determinó la causa de la muerte: una hemorragia aguda interna por laceración cardiaca y pulmonar por heridas por arma punzocortante.

Información jurídica

El delito de homicidio se encuentra tipificado en el artículo 144 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), y se sanciona con pena privativa de libertad de diez a trece años. En este caso se aplicaron agravantes para incrementar la sentencia en un tercio. (FGE)