Parlamentarios socialistas detenidos por recibir sobornos de Catar

Mientras el mundial de fútbol transcurre en Medio Oriente, en Europa parlamentarios socialistas fueron detenidos por presuntos sobornos del anfitrión de la Copa del Mundo: Catar. Bruselas lanzó un operativo contra una trama de corrupción y lavado de dinero en la que está envuelta una de las actuales vicepresidentes del Parlamento Europeo.

    La diputada socialista griega Eva Kaili sería la implicada de mayor rango. Kaili está al mando de una de las 14 vicepresidencias del Parlamento Europeo. Junto con ella, su pareja, un asistente parlamentario, ya fue detenido en compañía de un ex eurodiputado. Son acusados de haber recibido dinero y regalos a cambio de actuar en defensa de los intereses de Catar.

    Dado el alto rango de Kaili, solo pudo ser detenida en flagrancia. Aunque la Fiscalía no lo señala directamente y solo hace referencia a «un país del Golfo», la prensa belga insiste en que la nación involucrada es Catar. El diario Le Soir apunta directamente al anfitrión de la Copa del Mundo. La acusación va acorde con el discurso de Kaili. Durante su última intervención en el pleno del Parlamento Europeo, el pasado 21 de noviembre, elogió a Catar y su historial frente a los derechos humanos.

    La hipocresía de los socialistas frente a la explotación en Catar

    Catar estuvo en la mira de la prensa mundial desde que se escogió como sede del evento deportivo por la corrupción que habría estado detrás de esa decisión. Durante la construcción de los estadios existen denuncias por la muerte de hasta 6.500 obreros. No obstante, aunque los socialistas dicen luchar por los trabajadores, ante el Parlamento Europeo hablaron a favor de Catar e incluso alegan que son ejemplares en su defensa de los derechos humanos.

    Los involucrados en la redada son mayormente italianos y belgas de origen italiano. Por ejemplo, Luca Visentini, presidente electo de la Confederación Internacional de Sindicatos, quien también es el responsable de una ONG.

    En el mismo procedimiento fue detenido su compatriota socialista Pier-Antonio Panzeri, un antiguo eurodiputado. Según la Fiscalía de Bélgica, él encabezaba una trama financiada «por un país del Golfo». Su objetivo era «tratar de influir en las decisiones económicas y políticas» a través de «sumas sustanciales de dinero u obsequios significativos a terceros que tengan una posición política y/o estratégica significativa dentro del Parlamento Europeo».

    ¿Puede haber algún impacto en América?

    Y no termina ahí. El profesor universitario de economía y columnista español radicado en Ecuador, Luis Espinosa Goded, activó la alerta respecto al riesgo que implica para este país sudamericano. Pues Catar, junto a Kuwait y Omán aplicaron para una exención de visas de la zona Schengen. Y el canciller de Ecuador, Juan Carlos Holguín, aprovechó la oportunidad para incluir a Ecuador en el proceso.

    Según informó el canciller ecuatoriano, el voto a favor de Ecuador «probablemente se hará el 14 o 15 de diciembre. Lo cual sería muy positivo para el país”.

    Vox pide separar a Ecuador del proceso de Catar

    Antes de destaparse este escándalo, ya a mediados de noviembre el Jefe de Delegación de Vox en el Parlamento Europeo, Jorge Buxadé, pidió a Bruselas separar a Ecuador de los países del Golfo. Lo dijo no solo por la diferencia entre el gobierno democrático de Ecuador y las monarquías islámicas sino porque es una de las pocas naciones iberoamericanas que resiste actualmente ante la expansión del Foro de Sao Paulo en la región.

    Ecuador está rodeado de países que no necesitan visa para Europa: Colombia y Perú. Los tratados comerciales abren puertas. Luego de más de una década de socialismo, Ecuador se vio aislado. Aun así, la izquierda regional le ha adjudicado falsamente a Gustavo Petro el más reciente acceso que consiguió Colombia. Pero en realidad el logro de que ahora los colombianos ya no necesiten visa para ingresar al Reino Unido es por un proceso iniciado durante la administración de Iván Duque. En contraste, a Ecuador le perjudica que durante el régimen socialista de Rafael Correa la embajada ecuatoriana en Londres asiló a Julian Assange.

    Ahora el país sudamericano necesita dialogar para que la detención de los parlamentarios socialistas que habrían recibido sobornos de Catar no termine salpicando su solicitud por estarse tramitando en conjunto con la de las mencionadas naciones islámicas.

    Fuente: panampost.com (Mamela Fiallo Flor)