Armada del Ecuador se pronuncia sobre marino capturado junto a Junior R.

La Armada del Ecuador dijo este viernes, 16 de diciembre de 2022, que se compromete a cumplir  los procedimientos necesarios para depurar sus filas, tras la detención de un marino en servicio activo junto a Junior R, cabecilla de una banda criminal organizada.

El cabo primero de la Armada fue detenido en un operativo en el que se capturó a un total de 27 personas y se decomisó un arsenal la noche del miércoles 15 de diciembre.

La fuerza naval señaló que colaborará con la justicia ecuatoriana en todas las investigaciones necesarias para sancionar a este uniformado.

En un comunicado, la Armada del Ecuador se comprometió a cumplir los procedimientos necesarios “con el fin de poner a orden de la justicia al personal no idóneo que falta a su juramento de salvaguardar los intereses nacionales y protección a la ciudadanía”.

El uniformado detenido junto a Junior R.

La fuerza naval señaló que la persona detenida en el operativo para recapturar a Junior R. es un tripulante que pertenece a la institución naval, con el grado de cabo primero con 14 años de servicio.

Detalló además que el detenido estaba fuera de su horario laboral al momento de su aprehensión. Además de este uniformado, entre los 37 detenidos está un militar en servicio pasivo, un menor de edad y dos extranjeros.

Junior R. gozó unas pocas horas de la prelibertad otorgada por un juez de garantías penales, pues al abandonar la Penitenciaría del Litoral la tarde del jueves 15 fue detenido junto a su custodia personal por posesión de “armas de grueso calibre”, señaló la Fiscalía.

En poder de los detenidos se encontró un arsenal compuesto por tres fusiles, 10 pistolas, una subametralladora, dos revólveres, un lanzagranadas, cinco granadas tipo limón, tres granadas de fragmentación, alimentadoras, municiones, chalecos antibalas, celulares, vehículos de alta gama y dinero en efectivo.

La detención se realizó en la vía a Pascuales, en la salida norte de Guayaquil. Las personas capturadas fueron trasladadas a la Unidad de Flagrancia de la Fiscalía, donde conoció el caso la fiscal provincial Yanina Villagómez. (DIARIO EL COMERCIO)