Más de 16 millones de personas están bajo alertas de inundaciones a medida que fuertes nevadas y lluvias azotan el oeste y el centro de EE. UU.

(CNN) — A medida que fuertes nevadas en las montañas, lluvias generalizadas y ráfagas de viento continúan barriendo el oeste y empujando hacia el centro de EE.UU. este jueves, más de 16 millones de personas a lo largo de la costa están bajo alerta de inundaciones de cara a condiciones climáticas severas que están por venir.

Doce estados en el oeste y centro de EE.UU. están bajo alertas de clima invernal a partir de la madrugada de este jueves después de que una ronda de clima húmedo e invernal a principios de esta semana inundara carreteras, soplara vientos huracanados y dejara a miles de personas a lo largo de la costa sin electricidad.

Las peligrosas condiciones dejaron cinco muertos en Oregón el martes, incluida una niña de cuatro años, después de que el clima severo hiciera que los árboles cayeran sobre los vehículos que pasaban, dijo la policía estatal. Las ráfagas de viento en el estado el martes superaron los 160 km/h (100 millas por hora) en algunas áreas, según el Servicio Meteorológico Nacional.

Se pronostica que el poderoso río atmosférico, una región larga y estrecha en la atmósfera que puede transportar humedad a miles de kilómetros, continúe golpeando el oeste y el centro de EE.UU. después de que la ronda inicial de humedad se desplace hacia el este este jueves.

Nuevas rondas de lluvia y nieve montañosa inundarán la costa hasta el viernes antes de trasladarse al sur de California y al suroeste durante el fin de semana.Vendrá más lluvia en las costas y nieve en las montañasMientras la ola inicial de humedad se cernía sobre Colorado durante la noche de este miércoles, las áreas de Denver y Boulder vieron hasta cinco cm (dos pulgadas) de nieve por hora.

Más de 22 centímetros (9 pulgadas) de nieve habían caído sobre Boulder y se reportaron más de cinco pulgadas en total en el Aeropuerto Internacional de Denver la madrugada de este jueves.

“La nieve intensa se acumulará en las ramas de los árboles y las líneas eléctricas, lo que posiblemente provoque que se rompan y provoquen cortes de energía. Prepárate para condiciones de camino resbaladizo. Las condiciones peligrosas podrían afectar los viajes del jueves por la mañana”, advirtió el Servicio Meteorológico Nacional en Boulder.

Se espera que la tormenta que se cierne sobre Colorado se aleje del área este jueves por la mañana y traiga nieve húmeda y bolsas aisladas de lluvia a través de Kansas, Nebraska e Iowa hasta el jueves por la noche. Luego, la tormenta se moverá a través de Minneapolis, trayendo una mezcla de lluvia, nieve y hielo durante la noche.Las imágenes más impactantes de la tormenta invernal en EE.UU. 1:55

Mientras tanto, se espera que un nuevo brote de humedad golpee la costa oeste el jueves por la mañana antes de que una oleada más fuerte dé paso a fuertes lluvias por la noche. Se pronostica que ese sistema de tormentas permanecerá enfocado en el norte de California, el sur de Oregón y el norte de Nevada desde este jueves por la noche hasta el sábado por la mañana antes de finalmente cambiar al sur de California y la región de Four Corners durante el resto del fin de semana.

Se espera que las nevadas en gran parte del oeste durante los próximos cinco días sean de 2 a 17 centímetros (1 a 7 pulgadas) en las áreas de menor elevación y de 30 a 60 centímetros (1 a 2 pies) en las áreas de mayor elevación. Algunas áreas aisladas podían recibir más nieve.

La región afectada por la sequía está recibiendo un breve respiro, ya que gran parte del centro de California y el noreste de Nevada ya han recibido hasta cinto centímetros (2 pulgadas) de lluvia y algunas elevaciones más altas recibirán hasta 10 centímetros (4 pulgadas). Para el sábado, esas áreas podrían recibir otros 10 centímetros lluvia o hasta 15 cm en áreas de mayor elevación.

Más de 16 millones de personas en el centro de California y el noroeste de Nevada están bajo vigilancia de inundación a partir de la madrugada de este jueves, incluidas las de San Francisco, Sacramento, Fresno, Oakland y Reno. La lluvia anticipada ha llevado al Servicio Meteorológico Nacional a emitir un riesgo leve de varios días de lluvia excesiva para partes del norte de California.