2022, el más violento de los últimos 11 años

EL ORO. Jessie Robinson Corozo Huila, Juan José Morales Chalén y una persona en estado de indigencia están entre las últimas muertes violentas que se registraron el año anterior.

Morales, de 22 años, más conocido por el alias de “Pitufo”, fue asesinado en el barrio Blanca García de Álvarez, más conocido como La Barraca, al frente de los juegos infantiles, en Puerto Bolívar.

Testigos mencionaron que eran cerca de las 11:00 del jueves 29 de diciembre cuando la víctima caminaba con dirección a su domicilio. De pronto, es interceptado por un sujeto que estaba en poder de un arma de fuego y que disparó en contra de Morales, quien también se encontraba armado y respondió el ataque, entonces en ese instante se dio un cruce de balas.

La balacera terminó cuando “Pitufo” recibió un disparo que lo hizo caer en un terreno baldío y el arma que portaba cayó a dos metros y no pudo defenderse más. Este momento fue aprovechado por su contrincante, que se le acercó y a menos de un metro le disparó directo a la cabeza terminando con su vida instantáneamente.

Una vez que el verdugo se dio a la fuga en una motocicleta, los moradores se acercaron y cubrieron a Morales con una sábana blanca hasta que llegue la Policía Nacional.

Mientras que el 30 de diciembre Jessie Robinson Corozo Huila, de 24 años, fue victimado en la avenida Circunvalación Sur y Santa Rosa, en el barrio Primero de Enero, en Machala.

Hasta un local de decoración de vehículos, en la motocicleta que estaba a nombre de su madre, llegó Corozo cerca de las 10:00 de este viernes con el objetivo de pegarle unos stickers.

En el lugar estuvo por algunas horas hasta que aproximadamente a las 14:20 arribaron dos individuos en una motocicleta, al parecer querían conversar con él.

Pero, según Cristian Proaño, jefe del distrito Machala de la Policía Nacional, el objetivo era asegurarse que se trataba de Corozo y en ese momento sacaron armas de fuego y le dispararon en al menos siete ocasiones directo a la cabeza.

Elementos de Criminalística verificaron que el occiso tenía siete impactos de bala en la cabeza, además, en la escena se encontraron ocho indicios balísticos que fueron recogidos como evidencia.

En la vía Pajonal, también el 30, se realizó el hallazgo de una persona en estado de indigencia que fue asesinado. Cristian Proaño, jefe de la Policía Nacional del distrito Machala, indicó que al llegar personal policial constató que en una zanja estaba un cuerpo, que presentaba una herida cortante en el lado izquierdo del cuello.

“Se presume que era una persona en estado de indigencia que pernoctaba en el lugar, para confirmarlo se revisarán las cámaras”, dijo el oficial.

El cadáver fue llevado al Centro Forense para realizar la autopsia, además, se registró la covacha en busca de documentos o alguna evidencia que ayude a esclarecer el crimen. Por el estado del cuerpo, se presume que falleció en horas de la madrugada y que personas que estaban aprendiendo a manejar lo encontraron.

MUERTES VIOLENTAS

Con estas muertes violentas diciembre terminó con 35 personas asesinadas y en todo el 2022 se dieron un total de 293, superando con más del doble a 2021, año que 144 personas fueron victimadas.

Con las cifras que se dieron en los dos últimos años, el que más se le acercaba era el 2011, año en que se reportaron 133. Desde ese año estas clases de crímenes han ido disminuyendo hasta el 2020, pues en 2012, se registraron 109; en 2013, 118; y los siete años continuos ya no propasaron los 95 asesinatos.

En 2014 fueron 78 las muertes y la menor cifra ocurrió en 2018, que fue de 54 y en 2020, año de pandemia y que el país estuvo confinado, se llegó a 95. (DIARIO CORREO)